Sentando las bases

Las bases que originaron la creación de la Cooperativa Integral Catalana se fueron aterrizando a partir de reuniones y asambleas periódicas entre varias personas que participaban de este proceso inicial. El 14 de marzo de 2010 ya se había redactado un borrador que referenciaba punto por punto las ventajas de participar en la Cooperativa Integral. Por su interés histórico y como punto de partida, remitimos aquí este documento.

(Borrador2. BCN, 14 de Marzo 2010. Bizén)

Ventajas de participar en la Cooperativa Integral
1. Sociales y de protección: la vocación de la cooperativa es puramente social y por tanto de protección laboral de su socios. La principal preocupación no son los beneficios de capital sino la actividad y la estabilidad laboral de sus socios para que puedan cubrir sus necesidades básicas: alimentación, salud, formación y trabajo. Los beneficios se reinvierten en la cooperativa y se crea un fondo de moneda social para asegurar la protección social.
2. Fiscales: Una ventaja evidente es el ahorro en gastos fiscales. Como se factura a nombre una única entidad, “Cooperativa Integral”, los costes se dividen por el número de socios. Es decir, los costes generales se reparten equitativamente entre la comunidad. Por ejemplo, en cuanto al IAE hay una bonificación del 100% por ser empresas especialmente protegidas. En el Impuesto de Transmisiones y Actos Jurídicos Documentados, la bonificación es del 100%. En el Impuesto de Sociedades tributan el 20% y con una bonificación del 50%.
3. Excenció del IVA: Aunque la cooperativa tenga que declarar el IVA cuando se hacen compras o ventas en el exterior, es decir, se compran productos o se contratan servicios a empresas o entidades que no pertenecen a la cooperativa como socios, a nivel interno, este IVA no se aplicará nunca. Por lo tanto, ningún socio contabilizará ni cargará este impuesto a ningún otro socio de la cooperativa.
4. Para personas desempleadas, insolventes, deudoras: Es importante saber que en la cooperativa tienen cabida todas aquellas personas que estén desempleadas, o sean autónomos, empresas o entidades insolventes o deudoras en el sistema capitalista y que cumplan los principios cooperativistas. Por tanto, no existen mecanismos ni “ratings” de calificación crediticia como condiciones para asociarse a la cooperativa, ni avales ni bienes ni inmuebles. Se puede acoger tanto, todxs aquellxs que han sido oblidadxs o marginadxs por el sistema. Todo el mundo puede hacer una actividad para la comunidad y ser valorado.
5. Asesoramiento: Cualquier socio que pida ayuda sobre aspectos relacionados con su trabajo, o puesta en marcha de un nuevo proyecto siempre tendrá el asesoramiento, en la medida de lo posible, los trabajadores o socios. Lo importante es la predisposición e interés de los socios a desarrollar una actividad dentro de sus posibilidades, respetando los principios cooperativistas.
6. Mínimo capital inicial: A los socios no se les pide ningún tipo de aval, ni inmueble ni bienes, sólo un mínimo capital de cuota mensual que será cambiable por moneda social.
7. Teletrabajo y red social: La cooperativa proporcionará las herramientas técnicas, tanto de “hardware” como de “software” a sus socios,  para establecer un espacio virtual de comunicación con un “escritorio virtual personalizado”: Es como si fuera el propio ordenador personal, pero mucho más seguro, portable, sencillo y rápido, ya que estará mantenido, actualizado y mejorado permanentemente por un equipo de informáticos de máxima confianza. De hecho, los socios sólo necesitarán una conexión a Internet, desde cualquier terminal como un Pc, un portátil o un teléfono móvil para acceder a este “ordenador personal virtual” y desarrollar la tarea de trabajo personal, consultar información de interés general, calendarios, plazos, seguimientos logísticos, detalles sobre proyectos, ofertas, demandas, etc .. Desde este sistema se podrá acceder a la contabilidad personal, a programas ofimáticos (procesadores de textos, hojas de cálculo, bases de datos, etc), aplicaciones específicos y en la red virtual que interconectarà a todos los socios para transmitir de forma absolutamente transparente cualquier operación o transacción que se produzca en la cooperativa, así como la emisión de votos virtuales para aprobar o desestimar determinadas propuestas. Sin embargo, el sistema proveerá de comunicados, documentos y asesoramiento sobre las áreas técnicas, de gestión y de administración, mediante el intercambio de documentos, acceso a foros, chats y otras consultas en línea.
8. Eficiencia ecológica: La producción y los servicios se basan en la máxima eficiencia de todos los procesos y optimización de recursos, siendo respetuosos con el medio ambiente, dando preferencia primero al reciclaje de materias primas, instrumentos y maquinaria. Por tanto, los principios de ahorro energético, respeto ecológico, funcionalidad y eficiencia son primordiales y básicos a la hora de ofrecer productos y servicios. De esta manera, se potencia también la creatividad y la motivación para alcanzar estos compromisos de calidad adquiridos y hacer cada vez mejores productos, más baratos, coherentes y respetuosos con el medio ambiente, ofrecerá también unos mejores servicios. Este principios permitirán generar un nuevo conocimiento que será transmitido a la comunidad como un bien social añadido.
9. Sin intermediarios: El trato es directamente con el productor o profesional del servicio. Por lo tanto no existen las figuras de intermediarios, comisionistas, minoristas ni mayoristas, evitándose así las comisiones que encarecen el precio final y relentizan la obtención del bien, producto o servicio. De hecho, este ventaja mejora las condiciones de compra y el acceso a los servicios y productos ya que es el resultado de concentrar el poder de producción y compra en los socios. Se reducen o anulan pues, los costes transaccionales, comerciales y logísticos.

10. Autogestión compartida: Las decisiones serán totalmente democráticas y de forma directa. Se creará un sistema informático de decisiones que computará toda la información sobre la actividad económica y de gestión de la cooperativa; transacciones, compras-ventas, votaciones de propuestas, etc .., para poder disponer de herramientas de “toma de decisiones” objetivas que serán aprobadas o rechazadas, en última instancia, de forma democrática por la comunidad mediante encuestas informatizadas que permitirán emitir a los socios,  votos virtuales de las propuestas planteadas.