Las primeras movilizaciones:2000-2002

Con la entrada al nuevo milenio nos encontramos en un contexto de lucha por el cambio global, donde surgen un conjunto de movilizaciones importantes. Como precedente, en EEUU la victoria de las históricas movilizaciones contra la OMC en Seattle donde entre 50.000 y 100.000 personas hacen fracasar la llamada “Ronda del Milenio”, se considera generalmente como el punto de inicio de un movimiento contra la globalización neoliberal, movimiento que se extenderá cada vez más alrededor del mundo.

Fue hacia el año 1999 cuando Enric comenzó a interesarse y se implicó activamente en una de las primeras campañas de desobediencia civil. Participando activamente en la Red Ciudadana por la Abolición de la Deuda Externa (RCADE) y después de 6 intensos meses de preparación, el 12 de marzo del año 2000 se celebra en Cataluña y en España la “Consulta por la abolición de la deuda externa “.

Tras la campaña de la deuda, Enric se suma a última hora a la acampada del 27 de mayo en Plaza España, donde cientos de personas protestaban contra un desfile militar del ejército español. A partir de aquí, se creará una comisión de trabajo para preparar el viaje a Praga y otra para organizar una manifestación en Barcelona con el mismo motivo, para aquellos que no se desplazaran en el epicentro de la reunión. Y de todo esto, nacerá en Cataluña el Movimiento de Resistencia Global (MRG). Enric irá previamente a Praga para una reunión preparatoria, donde coincidirá ya con miembros de ‘ Acción Global de los Pueblos” (AGP), un grupo de personas muy puestas en el activismo a nivel global que ahora preparaban con ahínco la contracumbre. Desde ese momento se fueron convocando contracumbres persiguiendo cumbres, en las que Enric y muchos activistas implicados sufrieron escenas de confrontación directa con las fuerzas policiales, tanto en Niza, Zurich y Barcelona. En el libro Abolim la Banca se puedne encontrar las anécdotas de estas experiencias >> HiperlinK2> CAP.I. (2apart) Libro Abolim la Banca

El mes de julio de ese intenso año 2001, será recordado tristemente por las movilizaciones contra el G-8 (el grupo de los países más ricos y poderosos del mundo). Enric y otros prepararon la contracumbre en la ciudad de Génova, donde La Escuela Días era el centro de coordinación de los activistas, el centro logístico donde se pasarían horas trabajando dentro de la comisión de prensa de la campaña. La contracumbre estaba organizada en tres días, el primero era una manifestación de apoyo a las personas inmigrantes que fue multitudinaria, el segundo era el día de los bloqueos en la cumbre y el tercero, el día de la manifestación más importante. A partir del segundo día ya se empezó a ver que las cosas no pintaban nada bien. La ciudad estaba en guerra y la gente en estado de shock ante la brutalidad y la impunidad policial que tenía el apoyo institucional … el asesinato de Carlo Giuliani sembró el pánico y el caos en un marco de batalla campal difícil de controlar.

Tras las vivencias en Génova y del atentado de septiembre de 2001 en Nueva York, el activismo de resistencia global cambió mucho. Por un lado, el asesinato del activista Carlo Giuliani y la actuación general de la policía en Génova marcó el futuro del movimiento global. El miedo y la incertidumbre respecto a la violencia policial condicionó las acciones que se harían a partir de aquel momento. Por otra parte, el terrorismo pasó a ser primera página de todas las noticias y se resintió la creatividad de la acción directa, aumentó también la represión a la disidencia. A partir de entonces la lucha se enfocará más en el ámbito local y el trabajo internacional estará más enfocado a la construcción de alternativas y menos en la protesta.