La investigación y la defensa de la acción de insumisión

Desde que Enric decidió llevar adelante la acción de insumisión bancaria tan pensada, uno de los temas que investigó profundamente fue la de buscar algún elemento legal que, si se llegaba un supuesto juicio, pudiera darle la razón también a nivel legal en este asunto. Ya no sólo para evitar una pena de prisión, sino sobre todo también para crear jurisprudencia, es decir, para que hubiera un precedente que demostrara que la forma como la banca actúa, con sus privilegios en la creación de dinero y la cadena de chantajes que se hacen a las personas que caen en las cadenas del crédito y del pago de intereses, no sólo es ilegítima sino que además es ilegal.
En el foro de 17-s.info escribió algunas curiosidades para ver si se podían investigar más a fondo:

Abro este tema para compartir unas reflexiones y si alguien se quiere animar, montar un pequeño equipo de trabajo para denunciar los bancos (todos en general) para que se apropian ilegalmente de las propiedades de los demás a través de los embargos, entre otras proezas.
La cuestión es que:
* Si la función de los bancos privados es crear dinero a través de créditos, gracias a que el banco central les ha dotado de unos privilegios a través de un reglamento que hace que sean las únicas entidades que pueden prestar un dinero que no tienen
* Si es una constitución “democrática” de un estado la que ha dado al mismo tiempo permiso a un banco central para gestionar estos privilegios bancarios
* Si los bancos ya hacen sus beneficios con los intereses y las comisiones y en cambio el capital devuelto de un préstamo igualmente desaparece como dinero

¿Cómo es que cuando alguien no puede pagar un préstamo, el banco es quien puede quedarse su propiedad o parte de su nómina?
No debería pasar a ser titularidad pública (es decir, de todos) esta propiedad embargada, dado que en última instancia ha sido el estado (todos!) quien ha hecho que un banco tenga esta función?

Se trataría de buscar en las leyes españolas y europeas más información con el objetivo de investigar si podríamos constituir una acusación popular en la banca por apropiación de bienes, en base a que los contratos hipotecarios y de préstamo se apoyan en la mentira de que los bancos dejan un dinero que son suyos.

También investigó profundamente el código penal, encontrando información muy interesante, como por ejemplo:

CAPÍTULO II
De las causas que eximen de la responsabilidad criminal

Artículo 20 del código penal:
Están exentos de responsabilidad criminal:

5 º. El que, en estado de necesidad, para evitar un mal propio o ajeno, lesione un bien jurídico de otra persona o infrinja un deber, siempre que concurran los siguientes requisitos:
Primero. Que el mal causado no sea mayor que el que se trata de evitar.
Segundo. Que la situación de necesidad no haya sido provocada intencionadamente por el sujeto.
Tercero. Que el necesitado no tenga, por su oficio o cargo, obligación de sacrificarse.

7 º. El que actúe en cumplimiento de un deber o en el ejercicio legítimo de un derecho, oficio o cargo.
En los supuestos de los tres primeros números se aplicarán, en su caso, las medidas de seguridad previstas en este Código.

Quiere decir esto que, incluso la ley le daba la razón y que la acción, además de ser ética y legítima es también completamente legal?

La acción ejercida es debida por un estado de necesidad ajeno, el de la sociedad y las futuras generaciones. Actuando por el cumplimiento de un deber, el deber de hacer lo que esté al alcance como activista social y como persona para sensibilizar sobre los aspectos más críticos de nuestro presente.
Así pues, estos dos conceptos, el de “estado de necesidad” y el de “cumplimiento de un deber” se pueden convertir en una nueva herramienta para la acción solidaria para desobedecer la banca y al resto de poderes dominantes en la nuestra sociedad, que movidos quién sabe por qué ambiciones o por qué falta de autoestima, siguen insistiendo en llevarnos a todo juntos por el camino de la catástrofe ecológica, así como por la vía de la precariedad vital y de la soledad y la competencia en las relaciones sociales.