Un año después, ya estamos más cerca de construir un proceso justo

Ha pasado un año desde que el 12 de febrero de 2013 me intentaron llevar ante un juicio sin testigos, sin tiempo de preparación y con la argumentación de la defensa ya precondenada. Pero no pudieron salirse con la suya.

Desde entonces, ya son más de 365 días seguidos en la clandestinidad, protegiendo desde la trinchera la libertad que significa no estar sometido a los designios de un Estado al que nunca he decidido pertenecer.

Desde la distancia, sigo observando cómo la banca sigue intacta, manteniendo los mismos privilegios y prácticas destructivas para la humanidad que me impulsaron a actuar hace años y que los Estados no sólo continúan recortando derechos sociales, sino también algunas de las libertades individuales y civiles más básicas.

No me extiendo en esto porque las redes sociales ya están llenas, pero considero que cada día que pasa se legitiman más tanto las acciones del pasado como las iniciativas que estamos llevando a cabo en la actualidad.

Ahora no cambiaría por nada aquella decisión de no presentarme a juicio hace un año. Esto  ha permitido que, a través de internet y sin interrupción, haya podido seguir participando plenamente  en el proceso histórico y revolucionario de la Cooperativa Integral Catalana, del que ya difundimos un resumen del año 2013:
enricduran.cat/es/para-acabar-el-ano-la-cronica-de-lo-que-ha-hecho-la-cic-el-2013/

Un camino, el de la CIC, que para el 2014 está encarando nuevos retos y objetivos, como por ejemplo:

  • Apoyo al empoderamiento personal en todos los ámbitos de la vida. Protección integral de las personas que participan en la revolución integral.
  • Cuidado de las relaciones humanas en todos los ámbitos de la CIC (espacios de trabajo, espacios de convivencia, espacios de afinidad…)
  • Empoderamiento de los procesos de autogestión a nivel local, haciendo especial énfasis en la promoción de proyectos productivos en el territorio.
  • Fortalecimiento de los procesos de generación del Sistema Público Cooperativo.
  • Independencia del sistema bancario, fortalecimiento de los medios de pago, consolidación de la economía interna entre miembros de la CIC y de la comercialización coordinada de la producción propia.
  • Ampliación del número de personas con conocimiento global de la CIC y con participación activa en el proceso.

Son objetivos suficientemente importantes como para que siga invirtiendo en ello la mayor parte de mis energías y para que no arriesgue mi libertad mientras seguimos avanzando, paso a paso, creando un nuevo mundo, uno de aquellos que debe caber en nuestro planeta.

Mientras tanto, en la caverna del viejo mundo continúan obviando la motivación de fondo de aquella acción y siguen manteniendo los privilegios que el monopolio de la fuerza les ha otorgado, los mismos a quienes nunca terminan condenando; pero conmigo no les funcionará.

Ha habido algunas novedades desde la última puesta al día.

Después de pasar muchos meses vulnerando un derecho tan básico como el de poder  defenderme en un proceso judicial, hacia finales de octubre me informaron, por fin, de que ya habían designado una abogada de oficio, más de siete meses después del acta que lo anunciaba.

La última de las novedades a nivel del proceso judicial, de este mismo mes de enero, es que éste se ha suspendido indefinidamente por mi ausencia, (ver acta de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial: enricduran.cat/?attachment_id=3942), al tiempo que se ha anunciado que me han incluido en el registro de rebeldes gestionado por el Ministerio de Justicia! La verdad es que es el único registro estatal en el que me puedo sentir a gusto…

De hecho, esto de declararme rebelde ya lo hice yo mismo en el Comunicado del 20-F de 2013 en que cuestionaba el sistema jurídico actual:
enricduran.cat/es/comunicado-de-enric-duran-13-ni-leyes-para-mantener-las-desigualdades-ni-juicios-que-perpetuen-la-opresion/

En ese mismo comunicado ya planteaba que había que construir una alternativa al sistema judicial imperante y, desde entonces, hemos estado y seguimos trabajando para que la resolución del conflicto entre mundos que conlleva mi caso, sea a través de la extensión de una nueva manera de entender la justicia.

Por todo esto, es una novedad importante que con el apoyo del grupo de trabajo de justicia restaurativa, con el que ya llevamos trabajando desde antes del verano, he solicitado una mediación restaurativa a un grupo de personas que tienen formación y experiencia en este ámbito; la propuesta ha sido recogida y ya se ha comenzado a trabajar para generar un proceso de interlocución directa entre los denunciantes (bancos, fiscalía, etc.) y las personas que estamos vinculadas y defendemos la acción de expropiación bancaria.

Estad pendientes de mi blog porque en unas semanas habrá más novedades!

Enric Duran
17 de febrero de 2014

OKjusticiaCAST

This post is also available in: Catalán, Inglés, Francés

Speak Your Mind

*