Que no os confundan, ahora más que nunca la soberanía está en el pueblo

Lo que está pasando las últimas semanas en Cataluña y especialmente en las relaciones mediáticas entre Cataluña y España, entre Cataluña y el mundo, está haciendo creer a muchas, especialmente fuera de la sociedad catalana, que la soberanía de Cataluña está en su poder institucional y que por lo tanto ésta se puede revertir y controlar, tan sólo conteniéndo, reprimiendo, deteniendo a sus líderes

En esta línea me llegan comentarios de gente de fuera, que incluso suponen que después del 155, se detendrá el movimiento de independencia.

Precisamente lo que demostró el 1 de octubre, es que la soberanía está en el pueblo, este pueblo qu cuando las instituciones por vías, legales, de negociación o mediáticas no fueron capaces de detener la represión de la 1- O, surgió a través de los CDR y de la autoorganización valiente de la gente, para defenderse y defender el referéndum.

Después de este momento hemos asistido a un juego de apariencias, en un lado aparentando que la decisión de la independencia está en manos de una persona o de 72, y en otra parte aparentando que las instituciones polítques de Madrid pueden parar- o incluso desde la UE aparentando que tienen la última palabra. Quieren hacernos creer, pero repetir infinitamente una mentira no la convierte en verdad ….

Lejos de estas apariencias, la soberanía, como debería ser el caso de cualquier proceso de inicio de una nueva forma de organización social, está en el pueblo. No abstractement como ente, sino en su capacidad de autoorganizarse en pueblos y ciudades del territorio catalán, siendo actualmente su cara más visible los CDR, ahora reconvertirá en Comités de Defensa de la república.

Como la memoria histórica catalana conoce bien, cuando la respuesta al fascismo se organiza en la calle, el poder de la gente supera de largo el de las instituciones … Pensemos en el 19 de julio del 36 y lo que vino los meses después.

Se puede detener una expresión de autoorganización política y social de una calidad como aquella, si pasa en el siglo XXI?

Incluso en el ámbito económico y con un gobierno con las cuentas bloqueadas i sin el sistema de impuestos activados, es la ciudadanía activa que puede organizarse para solucionar las necesidades del corto y medio plazo.

En el contexto de lucha está clara la independencia, la independencia, del fascismo, del capitalismo neoliberal, del poder financiero y las corporaciones ..

Está por ver todavía qué forma debe tomar un nuevo Estado, si es que la independencia coge forma de un Estado.

De hecho, las instituciones del presidente, del gobierno y del parlamento, son instituciones autonómicas … y hasta que no se defina con participación social, una nueva constitución y se decida en democracia directa, no se puede saber a ciencia cierta, de qué formas institucionales se dotará la Cataluña, postEspanya, y por tanto no tenemos que dar por supuesto que las instituciones en transición del viejo modelo autonómico son las que deben liderar el proceso de independencia, a partir de la desconexión.

Habrá un Gobierno con un presidente y unos ministros? ¿Por qué, si se ha demostrado que las formas de organización centralizadas y tanto jerárquicas, son muy débiles ante presiones políticas, de acciones represivas, del capital y de los medios de comunicación …

Habrá un parlamento de profesionales de la política, cuando la tecnología y el experieǹcia nos demuestran que hay formas de participación directa que recogen mejor la participación de la gente?

y si Cataluña, pudiera ser el escenario de práctica, de una nueva forma de organización política participativa, que la lleve más allá de ser un nuevo estado nación, en la era de la crisis de los estados nación?

En este sentido se abre una ventana de oportunidad en que aquel dicho visionario, es más apropiada que nunca en Cataluña, … todo está por hacer, todo es posible ….

Convirtamos las posibilidades en realidades a través de la acción en la calle, en las cooperativas, en los centros culturales, en las asambleas, en las redes autoorganizadas.

Hoy miércoles, asambleas en todo el territorio se encontrarán para declarar la independencia. Una acción decentralitzada que será la viva expresión de la fulminación del espejismo de soberanías controladas por las élites, que campaba desde el 10 de octubre, y la continuación directa del 1 de octubre cuando la soberanía de la gente, empoderada en la calle , ya significó una declaración de hecho.

This post is also available in: Catalán

Speak Your Mind

*