La soberanía monetaria la madre de todas las soberanías. (…O lo que tendríamos que esperar del programa de Salvados.)

La sociedad del espectáculo tiene estas cosas de poder brindarnos un programa sobre dos personas que se han enfrentado al sistema bancario y al status quo escenificándolo como un episodio más de la guerra de audiencias entre diferentes televisiones. Por eso, los expertos en gran público deben de haber argumentado que lo que interesa a las masas son las historias de “ladrones de bancos” orgullosos de su entuerto, más allá de las causas reales de sus acciones. Y especialmente deben de haber concluido en que sería jugoso el hecho que uno de ellos, yo mismo, sea un “prófugo” de la justicia española.
No es la primera vez ni será la última. Ya hace menos de un mes, en el bien documentado y redactado artículo de Nathan Schneider para Vice.com vimos como recibía de la dirección un título de último momento que añadía los dos ingredientes que necesitan supuestamente las masas para detener el interés en la lectura; añadieron “A la fuga con el ladrón de bancos Enric Duran” como título del que era un artículo centrado en la construcción de alternativas cooperativas al sistema dominante titulado primeramente “Se el banco que quieras ver en el mundo”.
Todo esto no pasarían de ser un hecho anecdótico, en el marco de la dinámica de costumbre de los grandes medios de comunicación, si la razón principal de aquella acción del 2008 no hubiera sido denunciar un hecho que aun continúa siendo determinante para entender los principales problemas económicos del mundo hoy.
El 97% del dinero es creado por los bancos privados a través de créditos como los que yo no devolví. Este dinero desaparece en el momento en que los créditos son devueltos; esto hace que el sistema necesite permanentemente la emisión de más y más créditos, para disponer de suficiente moneda circulante.
El Banco Central Europeo, como otros bancos centrales del mundo, dirige cómo tiene que ser la creación monetaria en base a una agenda política escondida que pretende ir extendiendo reformas estructurales que acaben con el estado del bienestar y permitan imponer la misma agenda neoliberal que podemos ver de actualidad con el TTIP y todo el secretismo que lo acompaña.
Ahora sabemos claramente cuáles son los pasos porque los estamos viviendo:
– Primero se da una fase expansiva del crédito. Esta la vivimos del 2002 al 2008 e hizo posible mi acción. Richard Werner denunció en el documental “The princess of Yen”, que había órdenes para expandir este crédito más allá del que se pudiera devolver en los países del sur de Europa. (Ver: https://www.youtube.com/watch?v=p5ac7ap_may&feature=youtu.be&t=1h22m27s )
– En segundo término se da una fase de contracción del crédito acompañado de políticas de austeridad para debilitar las políticas sociales de los Estados y aumentar su dependencia de los acreedores. Esta es la fase que se está dando desde el 2008 hasta ahora.
– Por último, aprovechando la debilidad de los Estados provocada en las dos fases anteriores, la tercera fase es la implementación de planes como el TTIP que permiten malvender la gestión de servicios esenciales privatizándolos para que se conviertan en nuevas fuentes de beneficio y nuevos monopolios por las grandes corporaciones. Ya antes del TTIP pudimos ver como estas políticas privatizadoras se estaban convirtiendo en realidad en muchos casos.
Así pues, 7 Años después de aquella acción, la cuestión del control de la creación de dinero por parte de una minoría antidemocrática no sólo continúa siendo un hecho vigente sino que además es la explicación principal que aquellas fuerzas llamadas de izquierdas y de nueva política, desconocen o no se atreven a abordar; y de este modo renuncian de facto a poder sacar adelante una agenda social que permita liberarnos de las políticas de austeridad.
Lo estamos viendo ahora en Grecia: no se puede tener éxito defendiendo la soberanía de un país si esta lucha no está acompañada de herramientas de soberanía monetaria. Un sistema económico saludable necesita disponer de herramientas de creación monetaria para apoyar a su economía productiva y que esta creación de dinero no venga acompañada de intereses imposibles de pagar o de condiciones políticas vinculadas a los intereses neoliberales. Grecia o cualquier otro pueblo que se quiera liberar del yugo de la austeridad necesita crear sistemas monetarios libres al servicio del bien común ¡y lo necesita con urgencia! …Y después viene aquello que llamamos España.
Sin desmerecer la actitud valiente al realizar el programa, si  Salvados no da un peso significativo al diálogo sobre esta cuestión entre todo lo que aparezca en una entrevista que duró tres horas, habrá sido un cómplice más de estos silencios y desconocimientos.
Y aunque salieran algunas respuestas, el espacio televisivo difícilmente permitirá dar en este debate la profundidad que se merece.
Aún así algo podemos hacer desde las redes; por eso, coincidiendo con la emisión del programa intentaremos hacer el trending  topic #dinerodelanada para explicar este aspecto escondido de la realidad económica actual, y seguiremos trabajando para que se entienda la importancia política de aquella acción, en el marco de las campañas #OccupyBanking #RetornoEnLibertad.

This post is also available in: Catalán, Inglés

Comments

  1. Paco Crespo says:

    Salutacions d’un treballador, ja jubilat, per la teva tasca i la d’altras persones com el Lucio Urtubia. Per sobre de totes les manipulacions està el vostre exemple.
    Algun dia el poble deixarà d’amagar el cap a sota de l’ala. Algun dia…
    Salut i una abraçada fraternal

  2. el enlace de Youtube que se da arriba del mencionado documental “Princes of the Yen” (este es el nombre correcto) no funciona porque está con todas las letras minúsculas. Este es el bueno; https://www.youtube.com/watch?v=p5Ac7ap_MAY&feature=youtu.be&t=1h22m27s

Speak Your Mind

*