Libertad, amnistía … y plena soberanía

Por qué haré campaña por el 27S… y después

Hace unos años que no participo activamente en movimientos sociales de protesta y me centro en movimientos sociales autogestionarios, Postestatistas y postcapitalistas. Quizás mi última incursión en el terreno de movimientos sociales, que podríamos decir de masas – siempre es más fácil protestar que construir – fue con el 15M y el nuevo ciclo de luchas sociales, que había nacido en aquel periodo.

Entonces parecía que el fortalecimiento de los movimientos sociales había nacido para quedarse, que había muchas mentes, muchos brazos, comprometidos y brillantes, para dar una presencia en la vida social de las calles y los medios, como hacía décadas que no se había vivido.

Lo importante de ese movimiento no era sólo el motivo de la protesta, “contra los políticos y los banqueros …” sino también como se autoorganizabaen las plazas, ejerciendo desobedencia civil y el autogobierno de la vida de las acampadas . No parecía que hubiera ninguna forma de cooptación desde el sistema de partidos políticos y por eso se extendió durante bastante tiempo.

En aquellos 2011, 2012, en Grecia, también hubo movilizaciones en las plazas que lo estaban cuestionando todo. Allí pero mermaron más rápidamente, porque había un partido de coalición de izquierdas radical, al que se veía con el potencial de convertirse en ganador de elecciones y iba hegemonizando las ilusiones de buena parte de los recién venidos a los movimientos populares .

Este ciclo de esperanza parlamentaria había surgido poco antes de 2011 y se ha terminado de forma repentina en julio tras la firma del 3er memorando. Lo que ha ocurrido este verano en Grecia, es una demostración del problema que quiero plantear. No hablo del drama de la falta de planes del referente de la nueva izquierda europea o de la incertidumbre del plan B de salir del Euro.
De lo que no se ha hablado tanto y es clave en lo que nos ocupa es el tiempo perdido que ha provocado esta ilusión parlamentaria que ha dejado los movimientos sociales más de 2 años en horas bajas.
Esto es lo que ha hecho que no hubiera tampoco posibilidad de un plan C, entendido como una respuesta contundente y a la vez constructiva del pueblo ante el chantaje de la troika.
En vez de poder popular, a día de hoy en Grecia leemos desconcierto y desesperanza.

No es sólo desde una visión movimentista que esto es una catástrofe a evitar, sino que debería serlo también para aquellos que todavía creen que ocupar las instituciones es un paso imprescindible para una transformación radical de la sociedad. Señoras y señores, lo que se ha visto en Grecia, es que ningún gobierno de un estado de la UE puede confrontar la troika y el capitalismo neoliberal, sin el pueblo en la calle a su lado. Si Syriza, se ha visto impotente ahora, es porque su estrategia en relación a los movimientos sociales de su país ha sido nefasta desde su creación: Absorción, cooptación, desmovilización, integración ..

Lo que me lleva a escribir estas líneas es que esta misma desmobilizació social, se esté empezando a producir en Cataluña y en España. De nuevo, hay partidos políticos que pretenden estar con el pueblo, pero ya sea por exceso de euforia o por estrategias electorales, generan falsas expectativas en relación a lo que podrían hacer si gobernaran.

Esta situación se ha agravado por el paso a la política parlamentaria e institucional, de un buen número de los activistas con más experiencia y reconocimiento en los movimientos sociales; debilitando la lucha en la calle y su autonomía, generando división en los barrios …

Obviamente desde la perspectiva individual, cada uno es libre de escoger el camino que quiera, pero con una visión del sujeto colectivo la construcción de otra Europa no se puede hacer sacrificando los movimientos sociales para poder gobernar.

No me refiero prioritariamente los ámbitos municipales, donde se están dando experiencias de gobierno local más participativos y abierto a las necesidades sociales, aunque también se encuentran sometidas a las limitaciones de las leyes injustas que ahora como autoridades públicas, tienen que obedecer sin poderlas transformar. Sea como sea lo que ocurre en el ámbito municipal, sí es un elemento más del escenario que se ha ido construyendo en relación a los movimientos sociales, sin ser el principal.

Partido es sinónimo de dividido; y divisiones es lo que provoca la política parlamentaria en el momento de unirse en la calle, sino trabajamos para impedirlo, seriamente y con tanta dedicación como se crean nuevas coaliciones para presentarse a elecciones. Más teniendo en cuenta que la suavización del discurso al que se tiende para ganar votos, desmoviliza y desvincula a los sectores más rupturistas de los movimientos … o del propio partido.

Como Syriza ha constatado, ganar el gobierno no es ganar el poder. Y yo añado, que el poder sólo lo podemos recuperar empoderándonos, desde la calle, desde los pueblos y ciudades de este continente por desobedecer el capitalismo cada vez que sea necesario.

Apoyar a movimientos de protesta que tengan una causa just siempre es positivo, pero hay que tener en cuenta que al final revierten hacia la propia cultura estatista, que refuerza la autoridad de los gobernantes.

Para generar un potencial emancipador, hay también quereconocer y empujar los movimientos que reconstruyen la vida comunitaria, los que extienden la autogestión, los que demuestran que las soluciones pueden venir desde abajo, desde la gente tejiendo redes.
Hay que recuperar las herramientas para generar un sentimiento de solidaridad y comunidad que haga sentirnos seguros sin pensar en el Estado; un sentimiento acompañado de ejemplos que nos liberen del miedo que representan las amenazas de acabar con las pensiones o bloquear el dinero bancario, situaciones vaya, como las que el pueblo griego ha vivido y han hecho capitular su gobierno, a pesar de haber realizado un referéndum en que ganó la OXI a aquel memorándum.

El discurso del miedo que ha doblegado a Tsipras, triunfa por la falta de alternativas con las que contaban si querían ir al margen de la troika y del sistema de poder imperante. Así que amigos, amigas, por mucho que aposteis por un Estado, haríais bien de apoyar aquellas iniciativas que desde movimientos sociales rupturistas pretenden activar la autoorganización popular hasta el punto de que sean sujetos de nueva sociedad postcapitalista. Sólo con la demostración exitosa de estas prácticas autogestionarias superaremos el miedo a perder los derechos sociales que emanan de la gestión estatista y por tanto para podernos confrontar con el status quo en equilibrio de fuerzas.

Y frente a la fuerza del enemigo, parece prudente pensar que sólo generando una unidad popular en que confluyan gente de partidos y gente de movimientos sociales que compartan la visión rupturista con el capitalismo se podrá vencer. Ahora bien, para que se pueda dar una colaboración exitosa entre partidos y movimientos sociales no estatistas hay muchas cosas que deberían cambiar.

Aún en la distancia me llegan comentarios de confusión, gente que al no querer entrar en la dinámica partidista, no sabe en qué movimiento social implicarse para sentir que realmente participa de la unidad popular. Sin poderlo vivir de cerca como me gustaría, entiendo que esta relación no se está llevando bien y hay carencia de procesos amplios suficientemente empoderados, transversales y unidos, para responder al reto de la rotura con el sistema actual.

Parece evidente que el foco que han cogido en el terreno electoral muchos activistas de diferentes ámbitos y sectores, ha tenido unas consecuencias poco positivas para la consolidación de diferentes movimientos sociales.

Un ejemplo es el ámbito mediático:

Resulta que si hace unos años, después de tantos esfuerzos personales y colectivos, teníamos activistas con presencia mediática, poniendo sobre la mesa los asuntos candentes desde la calle, ahora los tenemos reconvertidos en políticos, hablando desde consistorios, haciendo promesas electorales o criticando otros partidos.
Y qué presencia tienen ahora los movimientos sociales en los medios de comunicación? Donde ha ido a parar en el imaginario colectivo, el hacer política, fuera de las instituciones?

Hay que tener en cuenta que el sistema actual premia la participación en las instituciones mientras dificulta tanto como puede las luchas sociales y populares.

Los activistas de los movimientos sociales, no tenemos la suerte de tener los aparatos mediáticos, pendiente de cada cosa que decimons y hacemos.
Sólo llegamos a la gente, después de tiempo y tiempo, de trabajo de hormiguita y a menudo con los massmedia, desviando las cuestiones que realmente queremos expresar.

No tenemos la financiación del dinero públicos por nuestra actividad ni de nuestros compañeros de trabajo política, ni en líneas generales el tiempo para volcarnos en la construcción del movimiento como primera actividad.

También nos pasa, que podemos ser reprimidos con el peligro de que la debilidad de nuestro entorno y la saturación de frentes, nos deje en el olvido.

Todo esto significa que la autoorganización popular desde los movimientos sociales se debería cuidar con mucho cuidado; tanto o más como él que se pone para crear nuevos partidos políticos. Y si ya esto no se ha hecho así estos últimos tiempos ya llegamos tarde para corregirlo.

¿Cómo podemos hacer que desde unos movimientos sociales donde en muchos casos predomina una visión crítica sobre el parlamentarismo, se colabore en un proceso de unidad popular con aquellos que forman parte.?

Quizás lo primero es que desde estos movimientos sociales antagonistas a la actividad de los partidos, también es vea la necesidad de confluir en las calles. Seguramente habrá quien tardé en verla o no verán nunca esta necesidad, pero muchos otros la podemos vivir como necesaria, por algunos motivos como la excepcionalidad del momento histórico y la falta de capacidad para construir alternativas sólidas al margen del capitalismo si no se confluye con movimientos más amplios.

Así, personalmente, para construir una verdadera unidad popular, podría cooperar con aquellos que os creéis la vía institucional, siempre y cuando, colaboreis con los movimientos sociales desde la premisa de un trabajo de igual a igual, y al mismo tiempo desde el respeto en la diferencia.

Esto se puede hacer, esforzándonos todos en que no se sobrepasen una serie de líneas rojas (Ahora que está tan de moda)

1. Respeto mutuo. Yo respeto que tu quieras usar la vía parlamentaria, si tú respetas que yo no quiera. Yo respeto que tu quieras tener un estado, si tú respetas que yo no quiera ninguno.

Por ejemplo, respetar significa tener en consideración la existencia y legitimidad de prácticas autogestionarias al margen del estado, cuando se lleve adelante un proceso constituyente.

2. No cooptación ni ningún tipo de utilización no consensuada, de las acciones de los movimientos sociales, por parte de los partidos políticos.

Esto implica también respetar y fomentar que las luchas sociales tengan su propia voz y no aprovechar los medios que buscan antes al partido, para pasar delante.

3. Reconocimiento de la autonomía de los procesos de autoorganización popular y su doble vertiente destituyente y instituyente.

La vertiente instituyente incluiría el derecho a no participar del contrato social con el Estado – sea cual sea- y construir nuevos contratos sociales desde la autoorganización popular.

4. Cuando se actúa en el ámbito parlamentario y como portavoces políticos, hay que ser coherentes con la colaboración que se busca en la calle y tener en consideración las necesidades de los movimientos sociales rupturistas.

Aquí un problema grave que se suele presentar es que la acción parlamentaria y de comunicación de los políticos, tiene como prioridad cazar nuevos votantes o mantener los que ya se tiene, tendiendo a silenciar los movimientos sociales que no les den votos.

Dicho esto, hay que entender la importancia de la cooperación que estamos hablando de cara a la coherencia de lo que se dice. Así, desde los partidos, se me hace un ejercicio de cienca ficción, pensar realmente en un “sí se puede” o en un “cambiarlo todo”, sin contar como elemento imprecindible de la construcción de un movimiento y un sujeto popular capaz de desobedecer, desde la cotidianidad; con focos o sin ellos; por muchos chantajes y ataques que se reciban. No podemos pensar seriamente en recuperar la soberanía integral sobre nuestras vidas sino estamos preparados para desobedecer, sea a España, a la troika, los bancos o las corporaciones. Ahora y cada vez que sea necesario.

Así pues, dada la tendencia de esta coyuntura, y el peligro de que la parlamentarización de la vida pública, deje en segundo o tercer término el imprescindible papel de los movimientos sociales,
hay que actuar.

Ante todo lo expuesto, he decidido, reanudar la participación en debates con sujetos políticos y sociales que apuestan por la vía estatista, para defender que sin movimientos sociales desobedientes, no superaremos el capitalismo ni las diversas tiranías que padecemos. Espero poderlo compaginar con el largo camino de construcción de una práctica autogestionaria al margen de los estados, que me tiene ocupado estos últimos años, incluidos estos tres últimos en clandestinidad, que me limitan al no poder estar en las calles con vosotros.

Para estrenar este cambio de etapa, he decidido participar en los debates en torno al 27S y la probable independencia de Cataluña, proponiendo algunos temas estratégicos que echo de menos y que veo importantes para la generación de respeto y complicidad con unos movimientos sociales rupturistas y desobedientes que se puedan enfrentar al capitalismo.
Creo que vale la pena contar con estos movimientos sociales porque sólo rompiendo con el sistema actual será posible afrontar los desequilibrios económicos, sociales y ecológicos que vivimos. También creo que puede ser una buena oportunidad para estos movimientos sociales, porque un nuevo estado respetuoso con las soberanías que decidan autogobernarse desde abajo, podría ser un ejemplo importante para el mundo.

El choque de trenes que se prevé tras estas elecciones está poniendo la desobediencia en boca de muchas, pero parecería que, en la línea de lo que ido alertando durante este texto, esta palabra tan importante se está situando en el imaginario colectivo como algo que depende sólo de las instituciones del nuevo país. Podemos llegar a prever que la plena diversidad ideológica que podría formar una mayoría por el nuevo estado, asuma una acción institucional desobediente en el caso de la independencia; ahora bien, parece poco imaginable que también la asumieran para romper con las políticas neoliberales de la UE. Y esto nos lleva de nuevo al ejemplo de la capitulación de Tsipras …. No sería mucho más sensato y realista que la ruptura con el capitalismo, se prepare también desde la rebeldía de la autoorganización popular de forma que si a los políticos les tiemblan las piernas, esté detras el pueblo autoorganizado para aplicar la voluntad popular?

Para defender esta visión y llevarla a debate, haré campaña por el 27S y tantas veces como sea necesario

La soberanía monetaria la madre de todas las soberanías. (…O lo que tendríamos que esperar del programa de Salvados.)

La sociedad del espectáculo tiene estas cosas de poder brindarnos un programa sobre dos personas que se han enfrentado al sistema bancario y al status quo escenificándolo como un episodio más de la guerra de audiencias entre diferentes televisiones. Por eso, los expertos en gran público deben de haber argumentado que lo que interesa a las masas son las historias de “ladrones de bancos” orgullosos de su entuerto, más allá de las causas reales de sus acciones. Y especialmente deben de haber concluido en que sería jugoso el hecho que uno de ellos, yo mismo, sea un “prófugo” de la justicia española.
No es la primera vez ni será la última. Ya hace menos de un mes, en el bien documentado y redactado artículo de Nathan Schneider para Vice.com vimos como recibía de la dirección un título de último momento que añadía los dos ingredientes que necesitan supuestamente las masas para detener el interés en la lectura; añadieron “A la fuga con el ladrón de bancos Enric Duran” como título del que era un artículo centrado en la construcción de alternativas cooperativas al sistema dominante titulado primeramente “Se el banco que quieras ver en el mundo”.
Todo esto no pasarían de ser un hecho anecdótico, en el marco de la dinámica de costumbre de los grandes medios de comunicación, si la razón principal de aquella acción del 2008 no hubiera sido denunciar un hecho que aun continúa siendo determinante para entender los principales problemas económicos del mundo hoy.
El 97% del dinero es creado por los bancos privados a través de créditos como los que yo no devolví. Este dinero desaparece en el momento en que los créditos son devueltos; esto hace que el sistema necesite permanentemente la emisión de más y más créditos, para disponer de suficiente moneda circulante.
El Banco Central Europeo, como otros bancos centrales del mundo, dirige cómo tiene que ser la creación monetaria en base a una agenda política escondida que pretende ir extendiendo reformas estructurales que acaben con el estado del bienestar y permitan imponer la misma agenda neoliberal que podemos ver de actualidad con el TTIP y todo el secretismo que lo acompaña.
Ahora sabemos claramente cuáles son los pasos porque los estamos viviendo:
– Primero se da una fase expansiva del crédito. Esta la vivimos del 2002 al 2008 e hizo posible mi acción. Richard Werner denunció en el documental “The princess of Yen”, que había órdenes para expandir este crédito más allá del que se pudiera devolver en los países del sur de Europa. (Ver: https://www.youtube.com/watch?v=p5ac7ap_may&feature=youtu.be&t=1h22m27s )
– En segundo término se da una fase de contracción del crédito acompañado de políticas de austeridad para debilitar las políticas sociales de los Estados y aumentar su dependencia de los acreedores. Esta es la fase que se está dando desde el 2008 hasta ahora.
– Por último, aprovechando la debilidad de los Estados provocada en las dos fases anteriores, la tercera fase es la implementación de planes como el TTIP que permiten malvender la gestión de servicios esenciales privatizándolos para que se conviertan en nuevas fuentes de beneficio y nuevos monopolios por las grandes corporaciones. Ya antes del TTIP pudimos ver como estas políticas privatizadoras se estaban convirtiendo en realidad en muchos casos.
Así pues, 7 Años después de aquella acción, la cuestión del control de la creación de dinero por parte de una minoría antidemocrática no sólo continúa siendo un hecho vigente sino que además es la explicación principal que aquellas fuerzas llamadas de izquierdas y de nueva política, desconocen o no se atreven a abordar; y de este modo renuncian de facto a poder sacar adelante una agenda social que permita liberarnos de las políticas de austeridad.
Lo estamos viendo ahora en Grecia: no se puede tener éxito defendiendo la soberanía de un país si esta lucha no está acompañada de herramientas de soberanía monetaria. Un sistema económico saludable necesita disponer de herramientas de creación monetaria para apoyar a su economía productiva y que esta creación de dinero no venga acompañada de intereses imposibles de pagar o de condiciones políticas vinculadas a los intereses neoliberales. Grecia o cualquier otro pueblo que se quiera liberar del yugo de la austeridad necesita crear sistemas monetarios libres al servicio del bien común ¡y lo necesita con urgencia! …Y después viene aquello que llamamos España.
Sin desmerecer la actitud valiente al realizar el programa, si  Salvados no da un peso significativo al diálogo sobre esta cuestión entre todo lo que aparezca en una entrevista que duró tres horas, habrá sido un cómplice más de estos silencios y desconocimientos.
Y aunque salieran algunas respuestas, el espacio televisivo difícilmente permitirá dar en este debate la profundidad que se merece.
Aún así algo podemos hacer desde las redes; por eso, coincidiendo con la emisión del programa intentaremos hacer el trending  topic #dinerodelanada para explicar este aspecto escondido de la realidad económica actual, y seguiremos trabajando para que se entienda la importancia política de aquella acción, en el marco de las campañas #OccupyBanking #RetornoEnLibertad.

Entrevista a Enric Duran. Revista Catalunya CGT Octubre 2013

Enric Duran Giralt, un quijote de la utopía para una nueva sociedad

Enric Duran es un ejemplo. Un ejemplo de que podemos. Un ejemplo de que cada uno, cada grupo, un sindicato minoritario, como el nuestro, podemos. Y estamos llamados a transformar el mundo. ¿Cómo? Enric utiliza los fallos del enemigo, y por lo tanto hay que conocer bien al enemigo. Y pensar en grande, sin miedo.

Enric Duran lucha por lo imposible, una forma que se convierta en realidad. Tiene la fuerza de creer en si mismo y elige crear ya otro mundo, en lugar de ir a la contra. Una de las mentiras del Estado es que una persona sola no puede hacer nada, un grupo pequeño no puede hacer nada y una comunidad pequeña tampoco. Así estamos en Catalunya, siempre con la autoestima bajo tierra, menos últimamente.

Sobre Enric Duran hay mucha información por Internet (blog personal, Twitter, facebook, Wikipedia). Las publicaciones Crisis, Podemos, Rebelaos, la Cooperativa Integral Catalana, y su libro “Abolir la banca”.

¿Aboliremos la banca ?
El título que yo quería que tuviera el libro que escribí en 2009, era “Desobedecer a la banca”. Abolim fue sólo un consenso al que se llegó con la editorial. Desde mi punto de vista lo que está en nuestras manos es organizarnos al margen de las estructuras de poder, más que transformarlas. Y cada vez disponemos de más herramientas para conseguirlo.

¿Abolir el consumo, el hiperconsumo? En especial el consumo del petróleo y de los medios de comunicación de masas, etc.?
Podemos transformar nuestro consumo y necesitamos hacerlo por muchos motivos. La sostenibilidad del planeta, la autogestión de nuestra economía, disfrutar de una buena salud, son algunos de los más importantes. El consumo es una de las herramientas más sencillas de las que disponemos para decidir con nuestros actos que mundo queremos.

Estás muy productivo, a pesar de la clandestinidad. ¿Cómo vives clandestinidad?
De hecho se puede decir que la clandestinidad me ayuda a estar centrado en tener menos inputs externos. En este sentido puedo estar, dicho así, más productivo en diversos proyectos, a costa de reducir mis relaciones sociales. Es una situación que no es nueva, pues ya la viví 6 meses después de hacer pública la acción y soy conocedor de que me puedo sentir lo suficientemente bien como para hacerla durar el tiempo que sea necesario.

¿Qué has aprendido en este tiempo de clandestinidad?
Me he podido poner al día de muchos proyectos y formas de pensamiento que son significativas para el cambio que queremos llevar a cabo. Quizás hacía 10 años, que no me dedicaba a observar lo que ocurre en diferentes lugares del mundo, pues había estado muy centrado en el ámbito catalán. Esta nueva perspectiva, me ayuda a aprender muchas cosas y poder enlazar con lo que se hace en casa.

Una de tus ideas, es priorizar la creación de alternativas al sistema, la autoorganización, a la protesta y denuncia de los abusos de los poderes. ¿Nos lo argumentas?
No es sólo una idea, sino que es lo que llevo haciendo como decía los últimos 10 años, aunque en este ámbito se puede decir que los últimos 3 años, con la Cooperativa Integral Catalana han sido los más exitosos.
Cuando viví en primera persona todo el ciclo de luchas que llamamos la antiglobalización, pude sentir la debilidad que significa pasarte meses organizando un acto de un día, sin luego tener capacidad de repetir o mantenerlo… Vi que por confrontarnos con el poder, había que primero priorizar la autogestión y la auto- organización, en vez de generar contrapoder en la calle un día de vez en cuando, llevar a nuestra cotidianidad la disidencia del sistema dominante.

Tus expropiaciones a los bancos, han sido una estocada precisa a la banca, y muy meritoria. ¿Pensastéis en hacerlo entre varios, colectivamente, al constatar que funcionaba, antes de hacer públicas las expropiaciones?
Con las personas que hablábamos había muchas dudas de cuál sería la reacción del poder y aun apoyar de diversas maneras, nadie se veía dispuesto a hacerlo en el mismo momento que yo. Además de los riesgos y la no reversibilidad de la situación insolvente, hay que tener en cuenta también que la interacción con los empleados de banca y la preparación de documentación son tareas pesadas para muchas personas que quizás aún asumiendo un compromiso desobediente y político, les ha faltado algo para sentir que ellas también podían hacerlo.

¿Se trata de una acción individual, de un Robin Hood, o de una acción de un grupo de afinidad?
Un entremedio. Individual en los aspectos más concretos de la acción en sí, créditos, documentación, etc…
Colectiva en la participación política y auto – organización para hacer un uso de los recursos adecuado para los objetivos que teníamos en ese momento.

¿Han habido imitaciones, o expropiaciones similares? ¿Hay nuevas fallas en la seguridad de los bancos? ¿Se les puede seguir expropiando a los que nos roban?
Por lo que sé ha habido otras acciones, pero no se han hecho públicas. Varias personas me han escrito para consultas relacionadas con ello. Fallas de seguridad del sistema bancario hay, siempre habrá, porque los seres humanos nos equivocamos, esto quiere decir que aunque se hagan determinados protocolos a veces los agujeros pueden venir porque en la práctica no se apliquen.

Dices que es legítimo expropiar a los bancos. ¿De qué sirve, si es ilegal?
Los argumentos de legitimidad son diversos, como he expuesto en diferentes textos. Esta legitimidad nos sirve para tener apoyo social amplio en acciones en que se perjudique a la banca para generar un bien colectivo mayor, que contrasta con el mal que nos están haciendo. La lucha contra sus abusos es otro ámbito importante y meritorio en la confrontación con la banca, cada vez hay más entidades que están haciendo un trabajo interesante en este ámbito

Nos informas de que te han vulnerado varios derechos y que responderás ante ello. ¿Qué derechos? ¿Cómo será esa respuesta ?
Me refiero a los derechos de defensa. Derecho a citar testigos, derecho a la información del proceso, derecho a elegir abogado, derecho a tener abogado….
La respuesta dependerá de las fuerzas que tengamos a nivel de grupo de apoyo legal, por eso aún no está definido, pero en todo caso tengo claro, que para que no pisen cada vez los derechos que se supone en sus leyes que tenemos, hay responder cuando esto sucede.

Una idea que me gusta es que dices que no quieres pertenecer a ningún Estado, tampoco en el hipotético Estado catalán.
Pienso que el Estado como concepto implica vulneración de libertades, especialmente a partir de la pertenencia obligatoria que se supone que implica en el marco de un territorio. Una de las luchas claves de nuestro tiempo pienso que es cuestionar esta obligatoriedad, y desde la soberanía individual de los seres humanos, practicar nuestro derecho inalienable a auto- organizarnos como queremos, en un marco de respeto con los que no quieran ser parte.

Vivir fuera del Estado es difícil, nos tienen cogidos desde el momento que nos registran, por ejemplo, al imponernos el DNI. ¿Cómo lo haces tú? Del DNI no nos podemos dar de baja, mientras haya Estado.
Yo pienso que sí nos podemos librar del DNI. De hecho hay varios movimientos en el mundo como los freeman, que lo llevan a cabo en la práctica. Se trata de cuestionar la raíz de esta sumisión, de este no podemos, y llevarlo a la práctica en cada acción que hacemos.
Evidentemente implica renunciar a algunas de las instalaciones con la que nos compra el Estado moderno, pero relacionándolo con lo que decía antes, a medida que aumentamos nuestro nivel de autogestión, cada vez es más sencilla esta renuncia a la vinculación con el Estado.

Ahora te buscan también por una acción pequeña. ¿De qué se trata? ¿Cuándo piensas volver?
Esta acción más reciente, se explicará cuando sea el momento oportuno, aún no lo es. La estrategia más relacionada con mi retorno actualmente es el proyecto restaurativo que estamos trabajando y todavía no tiene fecha para estar apunto. Pienso que la justicia restaurativa es una línea de pensamiento y práctica en relación a la justicia, que es importante que todos los movimientos sociales que se enfrentan al poder descubran, porque lleva en su raíz la manera de relacionarnos participativa y respetuosa que llevamos dentro en contraposición al autoritarismo que predomina en el sistema oficial.

Cuéntanos la justicia restaurativa y sus ventajas, ¿Esta propuesta novedosa puede funcionar en los gobiernos ultraconservadores CiU y PP ?
La justicia restaurativa representa un cuestionamiento profundo tanto del sistema judicial actual como de las políticas penales y penitenciarias que predominan en la mayoría de los Estados.
Propone que en lugar de centrarse la justicia en penar al acusado si es declarado culpable, ésta se centre en restaurar a las personas que se han visto afectadas por el conflicto y demuestra con diversas experiencias que para llevar a cabo con plenas garantías esta restauración debe ser un proceso participativo. En muchos países de todo el mundo con signos diversos se está haciendo sitio con aplicaciones prácticas. No es tanto una cuestión de derechas o de izquierdas, como de liberarnos de más de 2000 años de derecho y penitencia romana, en beneficio de métodos que han perdurado desde la antigüedad en múltiples experiencias indígenas que aún perduran.

Dices que la cárcel no beneficia a nadie. La prisión beneficia al orden establecido. La amenaza de castigo y el castigo a los que infringen sus leyes son necesarios para mantener este orden injusto.
Exacto, por eso necesitamos poner en evidencia estos intereses que muchas veces no son reconocidos y que tiene el poder en las prisiones, demostrando que los implicados en determinado conflicto tienen mejores maneras de resolverlo que el castigo ejemplar.

¿Qué se puede mejorar de la CIC, Cooperativa Integral Catalana ?
Se trata de un proyecto muy grande y con muchas caras. Desde que comenzó hace más de tres años, ha sido un proceso constante de aprendizaje y mejora. Sin embargo se puede decir todavía que estamos en los inicios, aunque hemos podido generar una autogestión económica importante, lo cual es una de las principales metas. Hay ámbitos estratégicos en los que el margen de mejora es muy grande y podría hacerse en poco tiempo como por ejemplo facilitar mejor y extender las relaciones económicas entre todas las personas y proyectos que son parte. También estamos en un momento importante para poder ir desarrollando ámbitos de ecofabricación con código abierto.
El sistema público cooperativo, en áreas fundamentales como la educación y la salud, está todavía en sus inicios. Cada uno de los proyectos son grandes y complejos.
Y finalmente, encuentro importante también seguir extendiendo el proceso a nivel local, de manera que se puedan ir replicando herramientas y recursos, que permitan descentralizar todo.

¿Qué debemos hacer para utilizar la moneda social? ¿Qué ventajas, pero
sobre todo a nivel práctico, como nos ponemos a utilizarla?
No hay una sola moneda social, sino que hay varias vías de poner en marcha monedas sociales y de utilizar las que ya existen. Nosotros usamos los ecos, que es el nombre genérico que hemos dado a diferentes monedas creadas desde diversas eco redes y la CIC. Para mí, lo más significativo de esta herramienta de transición es que nos ayuda a empoderarnos en el camino de la autogestión económica, desenganchandonos del dinero convencional y descubriendo que la moneda puede depender de un proceso asambleario.
Ahora, no hay formulas mágicas y sólo cuando se produce algo o se está dispuesto a trabajar al margen del sistema, es cuando se puede aprovechar realmente la herramienta de la moneda social. Quien haga uso sólo como consumidor, sencillamente estará haciendo un acción de apoyo a determinadas iniciativas productivas.
Por otra parte, creo que es importante también conocer y tratar de comprender las cripto- monedas como el Bitcoin, que si bien no son sociales, en el sentido de que no hay una colectividad que determine criterios de uso, pueden hacer un papel importante también a la hora de desengancharnos de la banca.

¿La Revolución integral es similar a la zapatista? ¿Conoces los zapatistas? ¿En qué os parecéis?
Bueno, conozco los zapatistas mucho antes de trabajar con el concepto de revolución integral, de hecho han sido desde que soy activista unos de los referentes más significativos que he conocido. Cuando me puse a priorizar la construcción de alternativas locales, enseguida pensé que lo que se trataba era de construir aquí nuestra autonomía, tal y como ellos lo hacen allí.
En los últimos años, con la CIC y con el concepto de ir haciendo la revolución integral al margen del capital y del estado, nos estamos sintiendo especialmente cercanos a la propuesta zapatista. Y por ejemplo, este verano hemos participado en la propuesta zapatista de las guarderías autónomas, haciendo una aureasocial, y en invierno que lo volverán a repetir, habrá varias personas vinculadas a las cooperativas integrales que irán hacia allí.

¿Has pensado en pedir exilio en una docena de países, como Snowden, ya que no te respetan los derechos básicos ?
No es una opción que contemple, porque sería reconocer legitimidad a alguno de estos Estados y aún más, poner mi libertad en sus manos. Lo último que querría sería convertirme en una moneda de cambio diplomática. Por eso también, simbólicamente me pareció interesante la propuesta de ZAD de Bretaña de cartearnos de manera pública, aceptando su propuesta de asilo, desde la autonomía de su lucha.

¿Ahora qué estás preparando ?
Seguimos consolidando muchos ámbitos e impulsando algunos más nuevos. Entre ellos como comunicamos recientemente, un medio de comunicación digital de carácter mundial y descentralizado, que se llamará RADI.MS y será el proyecto más visible del colectivo Radio, creado en el momento que pasé a la clandestinidad. Creemos que después de la experiencia tenida en publicaciones impresas ( Crisis, Podemos, rebelaros sesión ), en el momento actual es más interesante conseguir generar un medio de comunicación estable, que sea a la vez una herramienta para formar redes con colaboración vos afines a nivel planetario.
Aparte ya he hablado de la justicia restaurativa, y hay algo más importante, pero todavía no es momento de hablar.

¿Vamos hacia una dictadura de los mercados, cada vez más autoritaria y terrible ?
El nivel de corrupción demostrado en las más altas esferas, supera incluso lo que muchos habíamos imaginado. Pienso que en una dictadura de los mercados ya estamos hace años y es cierto que en diferentes ámbitos aumenta su dureza, pero a la vez confío en que podremos seguir generando cada vez más herramientas para liberarse de él y no ceder a su ansia de dominio.

En la lucha de clases actual, los ricos ( banco, multinacionales ) nos están ganando por goleada, como decía Desayuno, y ni siquiera pagan la crisis que han creado.
Quizás desde el punto de vista de la lucha tradicional es así. Es evidente que la respuesta en la calle no corresponde a la dureza de la situación. Pero pienso que tiene que ver que coincide con una reestructuración de las estrategias de acción. Los movimientos de masas a la baja, y de otras respuestas basadas en las redes sociales, las acciones descentralizadas, en los grupos de afinidad, la autogestión y la comunicación viral, aunque no son suficientemente efectivas, pero pienso que lo llegarán a ser…

El Congreso confederal de la CGT, que se hace actualmente, tiene por lema ” No basta con resistir, construimos la autogestión “. Un lema similar al del CIC de ir construyendo comunidad y autogestión.
Claro que entre otras cosas, tenemos en común este concepto y mucha parte del imaginario que hay detrás. Nos hemos encontrado hasta ahora en charlas, mesas y debates, pero sería interesante que cada vez más encontráramos cómo hacerlo en la acción autogestionaria del día a día.

En una entrevista al Cataluña, hace unos cinco años proponías la CGT una huelga general de verdad para que la crisis la paguen los ricos. Las huelgas generales de un día no han funcionado.¿ Cómo lo ves? ¿Cómo organizar una huelga general indefinida ?
Recuerdo que me refería a una huelga social que pudiera llevarse a cabo en todos los ámbitos y de manera sostenida. Era parte de las propuestas de la publicación PODEMOS. Entremedio vivimos el 15- M el que si bien en días puntuales tuvo una participación masiva, se convirtió en una acción de desobediencia sostenida llevada por algunas decenas de miles de personas. Pienso que podemos aprender que tenemos capacidad para llevar a cabo acciones de desobediencia sostenidas, pero no debemos pretender que participen las masas ( que son el objetivo a cambio de una huelga general de un día ), sino que desde una “minoría numerosa” se le pueda dar una visibilidad que en multiplique el efecto.

¿Cómo te has formado en la vida ?
He tenido una formación autodidacta basada en la motivación para aprender y en la investigación. Internet ha sido una herramienta básica en este camino. También lo ha sido la experiencia práctica en todos los movimientos y proyectos en los que han participado han comportado nuevos retos cada vez.

¿Cuàles son los acontecimientos de tu vida de los que estás más contento ?
Quizás lo que más me satisface es la constancia y determinación que he mantenido todos estos años que llevo en el activismo, ya son 15 años casi de implicación ininterrumpida.

¿Cómo ves el movimiento libertario actual ?
Creo que está en un momento de cruce entre unas prácticas basadas en una importante tradición histórica y de otros nuevos caminos afines a la cultura libertaria, pero que siguen vías más imprevisibles. Ante eso encuentro importante que se continúe generando un marco de respeto y de disposición a aprender uno de los otros, porque sólo así podremos disfrutar de la riqueza que genera toda esta diversidad y hacernos más fuertes.

Cinco años después de Crisis. Puesta al día de hechos, reflexiones y estrategias

Después de un periodo de silencio, este comunicado tiene el objetivo de poner al día a todos los seres humanos que puedan y quieran leerme sobre hechos, puntos de vista y perspectivas que están surgiendo en el momento presente, cuando hace más de siete meses que sostengo mi actividad política y personal desde la clandestinidad.

La respuesta represiva del sistema judicial español, que se ha dado desde entonces, no me ha cogido por sorpresa, como tampoco me sorprende que vulneren los derechos de defensa que su propia Constitución reconoce, una y otra vez. Ahora, que no me sorprenda no implica que me piense quedar de brazos cruzados.

•    Derecho a la información del proceso, vulnerado.
•    Derecho a elegir testigos, vulnerado.
•    Derecho a elegir libremente mi abogado, vulnerado.
•    Derecho a tener un abogado defensor, vulnerado…

 

crisisport

Parece ser que la sección segunda de la Audiencia provincial de Barcelona se ha inventado una nueva ley que dice que un acusado en rebeldía pierde sus derechos fundamentales en relación al proceso de defensa, y eso que se supone que la llamada carta universal de los derechos humanos es para todos los seres humanos en cualquier circunstancia.

Y así, más de 210 días después de aceptar la dimisión de mi anterior abogado, los jueces todavía no han permitido que sea nombrado otro. Más de 210 días sin abogado de los cuales más de 180 con orden de detención directa.

No debería extrañarnos que pasen estas cosas cuando datos contrastados nos avisan de la falta de separación de poderes dentro de ese Estado, como por ejemplo la militancia en el partido del gobierno del presidente del Tribunal Constitucional, o cuando la connivencia de los diferentes poderes de ese mismo Estado con la propia banca que me denuncia es algo normalizado después de que van desapareciendo cantidades multimillonarias prestadas por el propio Estado, mientras el día que se denuncia acaba quedando en el olvido.

De hecho, incluso, un sector habitualmente poco movilizado como habían sido los trabajadores de la justicia hace una huelga indefinida en Cataluña debido, entre otros, a la ola privatizadora y recentralizadora de diferentes procesos judiciales. Incluso se pretende que la instrucción de un caso la lleve un fiscal, que depende jerárquicamente del Fiscal General del Estado designado directamente por el gobierno del Estado.

Como ya manifesté en anteriores comunicados, esta manera de abordar conflictos no es la mía, y no acepto formar parte de un sistema de derechos y deberes en el que una autoridad externa me pueda juzgar y condenar a prisión, sin ni siquiera escuchar mis argumentos. Por este motivo, con la colaboración de un grupo de trabajo, formado por personas estudiosas y profesionales de la justicia restaurativa, estamos preparando un proyecto restaurativo que realmente permita que todas las partes implicadas y afectadas por esa acción podamos participar con igualdad, desde la escucha y el respeto. Será desde el respeto a mi dignidad como persona que participaré en un proceso judicial, y no de otra manera.

Mientras preparamos el proyecto restaurativo, estamos valorando llevar a cabo las acciones legales adecuadas, ante la vulneración de derechos que está sucediendo cada día que pasa en relación a mi defensa. Aunque es un sistema legal por el que no me siento interpelado, se trata del único lenguaje que entienden determinadas personas e instituciones, de modo que a veces hay que hacerlo, para no dejar que acciones como estas, que otro día pueden afectar a otra persona, queden impunes.

Y si la puesta al día de esta información la publico hoy es porque hoy hace cinco años que salió a la luz la publicación Crisis, la cual, además de la declaración «He “robado” 492.000 euros a quienes más nos roban para denunciarlos y construir alternativas de sociedad», incorporaba una serie de críticas al sistema bancario suficientemente contundentes, pero que en la actualidad se han quedado muy cortas, en relación con los hechos ocurridos en la crisis permanente que vivimos desde entonces.

Aprovechando que aquella acción de expropiación bancaria fue presentada aquel 17 de septiembre de 2008 como una acción individual, en el marco de un movimiento social mucho más amplio, varios medios de comunicación y el sistema judicial se encargaron de despolitizarla para presentarla como un hecho puntual, alejada de su significado político tanto de denuncia como, sobre todo, de impulso y construcción de un proceso colectivo.

Hoy, teniendo en cuenta que el sistema legal del Estado español tiene una ley que hace prescribir todos los delitos por los que se puedan pedir menos de 5 años de prisión cuando hace 5 años que se llevaron a cabo, puedo decir que aquella acción no habría sido posible sin todas las personas que contribuyeron, especialmente a través de los diversos procesos asamblearios que permitieron decidir colectivamente el destino de buena parte de esos fondos y la ejecución de los proyectos sabiendo el origen del dinero, y dándole, por tanto, un significado político revolucionario con voluntad de impulsar la construcción de alternativas al sistema establecido que no habría tenido si sólo hubiera sido una acción individual.

Quizás ahora, aprovechando el paso del tiempo, es más factible que otras personas compartan su experiencia de cómo lo vivieron y hacia dónde se destinaron esos diversos financiamientos.

Pero, como decía, los motivos que justificaron esa acción no han prescrito, por lo que continúo a día de hoy facilitando apoyo a otras iniciativas, que pretenden realizar acciones similares y por ello, también, no he renunciado a encontrar y aprovechar nuevos agujeros que deja el sistema bancario en su desmedida voluntad de lucrarse a través de los ahorros de la gente. Por eso, ahora mismo, las fuerzas policiales del Estado español no me buscan sólo por la acción explicada en 2008, sino, también, por otra, aunque más pequeña, realizada en 2011.

Mientras los bancos sigan manteniendo el monopolio de la emisión del dinero legal, mientras sigan prestando con intereses el dinero que los acuerdos de los estados les han permitido crear sin costo y que deberían formar parte del común, mientras continúen resultando impunes en su deriva especulativa, generando agujeros de miles de millones de euros que provocan recortes sociales por todas partes, mientras se convierten en responsables de dramas personales expulsando gente de su casa…, mientras todo esto siga ocurriendo, será igualmente legítimo recuperar desde la audacia colaborativa la parte que se pueda de ese dinero que nos estafan para dedicarlo realmente a proyectos relacionados con el bien común.

Con la experiencia vivida, sé que tener que estar escondido para realizar acciones que encuentro coherentes con mi manera de ver la revolución no me quita el sueño. De hecho, todos estos días de socialización reducida y presencia nula, no sólo han supuesto una serie de limitaciones sino que a la vez han servido para poder acceder y profundizar en algunos aprendizajes que me han hecho evolucionar en las líneas estratégicas que considero importantes para la transformación social. Este hecho ha provocado que me cogiera un tiempo para situar todos estos nuevos conocimientos adquiridos y pensamientos desarrollados y así generar nuevos proyectos que me parecen especialmente motivadores y prioritarios a día de hoy.

Uno de los temas que me ha llamado la atención de estos meses es como todos los esfuerzos, durante años, para mantener en secreto el desarrollo de tecnologías y la realización de contratos con los gigantes de Internet, por parte del gobierno de EE.UU. y de otros países del mundo con el objetivo de controlar a los seres humanos a través de Internet, ha quedado desmenuzado porque una sola persona se ha atrevido a arriesgarse a hacerlo público y su testimonio ha dado la vuelta al mundo. Lo mismo había sucedido antes con miles de documentos secretos, liberados por Wikileaks y sus valientes informadores.

Esta constatación de la espionaje global, no hará más que acelerar la tecnología y el uso de herramientas de comunicación encriptada, que hará poco menos que imposible mantener el control de la información de la población por parte de las agencias de espionaje.

Son ejemplos significativos de que los desequilibrios que han existido históricamente entre el poder de los de arriba y la libertad del pueblo se reducen.

Pero hay muchos más. Este año ha sido el de la explosión de las monedas digitales descentralizadas, las cuales, con tecnología p2p y criptografía, se están usando ya actualmente para mantener el anonimato y la privacidad en un terreno, el de los intercambios económicos, cuyo control está en la base de la economía de los estados. Después de muchos siglos de monopolio de la emisión de moneda por parte de los bancos centrales y los bancos privados, después de que los estados hayan destinado ingentes recursos a controlar y fiscalizar la economía de los de abajo…, ahora, con software libre se ha diseñado y compartido una tecnología que no sólo facilita realizar movimientos de valor entre cualquier lugar del mundo sin comisiones, sino que impide al poder fiscalizar estas acciones de compra-venta.

Y aún hay más. La tecnología de fabricación 3D permite que con una sola máquina de menos de 1 m3 se fabriquen todo tipo de piezas y artefactos, cuyos diseños se comparten en la red para que otros personas puedan también fabricarlos sin tenerlos que idear de nuevo. También, esta tecnología está llamada a poner límites a la capacidad de control por parte del poder, mientras las patentes van perdiendo vuelo igual como lo han hecho años atrás las licencias de copyright sobre el conocimiento.

Por ello, tecnologías como la encriptación, el bitcoin y las impresoras 3D son puntas de lanza de toda una serie de tecnologías revolucionarias, que apenas empiezan, para multiplicar la libertad de los individuos y de las redes autoorganizadas al margen del poder, poniendo fecha final a la hegemonía de los Estados-nación tal como los hemos conocido en las últimas décadas. Los sistemas de control de la actividad económica basados en la coerción y el monopolio de la violencia tienen los días contados. En el futuro, sólo a través del convencimiento, la educación y el trabajo sincero para el bien común se podrán juntar recursos para usarlos para el interés general.

En este contexto, todos y todas los que trabajamos por una revolución integral que incluya la construcción de nuevas estructuras de autoorganización social y política a la vez que una transformación profunda del ser humano que recupere el ser comunitario, tenemos un reto aún mayor que el que habíamos imaginado. Es importantísimo, si no imprescindible, que podamos demostrar –con la difusión de este imaginario y con la extensión de las prácticas– que es posible generar un modelo de organización social y económico sin ningún tipo de coerción, de carácter voluntario y sin necesidad, cuando no es posible, de ninguna exclusividad en el asentamiento en un territorio determinado.

Por eso, mientras continúo colaborando, a pesar de la carencia que significa la no presencia física en el proceso de desarrollo de la Cooperativa Integral Catalana, he pensado que el momento presente marque un antes y un después para priorizar, también de manera especialmente importante, nuevas acciones y iniciativas de hacer red y comunicación en el ámbito planetario.

Lógicamente, el silencio que ha acompañado al colectivo RADI, después de haber anunciado su creación hace poco más de medio año, ha tenido que ver con todo este replanteamiento estratégico. Por ello, próximamente también oiréis hablar de él.


Enric Duran

17 de septiembre de 2013

 

Entrevista a Enric Duran en “No Hi Ha Futur”

futur

Puedes escuchar aquí la entrevista realizada el 10 de septiembre a Enric Duran y Xavier Borràs en el programa “No Hi Ha Futur” de Boca Ràdio.

Artículo en rebelion.org / Waging non Violence: La desobediencia como actitud vital para transformar el mundo

Nos hacemos eco de este artículo sobre Enric Duran y la desobediencia, publicado hace unos días por la periodista Marta Molina:

La desobediencia como actitud vital para transformar el mundo

Marta Molina

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=167503

Para hacer un acto de desobediencia civil, en primer lugar, hay que perder el miedo, conocer bien a tu enemigo y el poder que tiene, contar con una motivación que tenga una buena estrategia detrás y un grupo de apoyo que respalde tu acción. Pero lo que es más importante es que tu acción sirva para construir alternativas al poder y a las estructuras a las que te enfrentas.

Esto es lo que hizo Enric Duran, catalán, nacido hace 37 años en Vilanova i la Geltrú, a 50 km de Barcelona. Su primera acción de desobediencia, realizada en 2008, fue expropiar medio millón de euros a los bancos españoles para denunciar la perversión del sistema capitalista y la mala praxis de los bancos y repartir ese dinero entre distintos movimientos sociales que construyen alternativas para una sociedad más justa. Con este dinero también se financió la publicación Crisis –a través de la cual dio a conocer su acción de insumisión bancaria el 17 de septiembre de 2008.

Se trata de una acción ajena a cualquier tipo de violencia, que reivindico como una nueva forma de desobediencia civil, a la altura de los tiempos que corren. Cuando la financiación al consumo y la especulación son dominantes en nuestra sociedad, ¿qué mejor que robar a los que nos roban y repartir el dinero entre los grupos que denuncian esta situación y construyen alternativas?”

Su acción desobediente no ha dejado de dar frutos en forma de alternativas al capitalismo y la construcción de otro mundo. Enric y el movimiento que inspiró, las Cooperativas Integrales, están llamando a la Revolución Integral como un proceso de transformación radical de la sociedad.

El pasado 8 de febrero, salió de donde se encontraba habitualmente en Barcelona -Catalunya- y se preparó para desobedecer el sistema judicial no presentándose a su juicio. Tiene una orden de búsqueda y captura –dese el pasado 23 de marzo de 2013- por parte de la justicia española por ser desobediente y por no creer en el sistema que pretende juzgarle. Enric se declara insumiso al sistema judicial y apela al derecho a rebelión. Ahora se encuentra en la clandestinidad. Según él, es más útil escondido “en algún lugar del mundo” que en la cárcel.

Enric está escondido, pero conectado a Internet, herramienta que le permite “estar en todos lados”. Por eso podemos hablar con él tranquilamente durante más de una hora y oír su voz -sin saber en qué rincón de mundo se esconde- para poder explicar su acción desobediente y dar a conocer las propuestas alternativas que ya están dando frutos en Catalunya y parte de Europa.

Inspirado por las propuestas de lucha por la autonomía de los zapatistas desde su nacimiento en Chiapas –México- Enric recoge el sentido de “El Tiempo del Si” del que habla el EZLN en un comunicado publicado el pasado mes de enero. Para él, “el tiempo del si” significa el tiempo de construir, de poner el centro de atención en afirmar el mundo que queremos y en aprender de forma colectiva a llevarlo a la practica, comunicarlo y facilitar que se pueda extender.

Ser desobediente

En 2008, cuando se empieza a vislumbrar la crisis económica en España, Enric ya preparaba una estrategia para condenar la banca y su sistema de “dejar dinero que no poseen y, a través de potentes instrumentos de ingeniería financiera, crear dinero como deuda”. Esta estrategia comprendía una primera acción de desobediencia civil –que realizó solo- en la que expropió medio millón de euros para darlos a movimientos sociales y declaró que nunca iba a pagar su deuda.

¿Cómo lo hizo? Pues fue pidiendo créditos bancarios a todas las entidades que pudo, dando una apariencia de solvencia –de que tenía un trabajo estable, un movimiento de dinero, de que podría pagar esos créditos y también de que no tenía otro endeudamiento. Con ello fue aprendiendo qué tenía que hacer y cómo debía actuar para que un montón de bancos le dieran créditos. Durán consiguió que le hicieran 68 operaciones crediticias en 39 bancos, 492 mil euros en total. Luego, cuando ya había llegado al punto definitivo, “pues dejé de pagar todos los créditos, saqué el dinero de las cuentas y lo hice público en setiembre de 2008. Durante todo ese proceso ya fui invirtiendo ese dinero en proyectos de alternativas al capitalismo hasta que se culminó en las ultimas publicaciones de los periódicos “Crisis” y “Podemos” que también se financiaron con ese dinero”.

Los medios comerciales le pusieron el apodo de “Robin Hood de los bancos” o “Robin Bank”, pero más bien su inspiración en la acción concreta de insumisión bancaria fueron gente como el anarquista vasco Lucio Urtubia quien llevó a cabo una multimillonaria estafa de cheques de viajes de Citibank en los años setenta y que llegó a desestabilizar el banco provocando su caída en la Bolsa hasta el límite de la quiebra. Por aquel entonces, Uturbia lograba dinero sin usar la violencia y a través de la estafa, para financiar organizaciones revolucionarias y anarquistas. A diferencia de Urtubia, quién actuó siempre de forma clandestina, Enric Durán hizo pública su acción precisamente para defender la legitimidad de sus acciones ante la sociedad. Si no explicaba lo que había hecho, el cómo y el porqué, su acción desobediente no tendría repercusión ni sentido.

Ahora Durán vuelve a ser desobediente, de hecho nunca dejó de serlo porque para él es una actitud vital, coherente y necesaria para construir otra sociedad. Esta vez decidió no reconocer la autoridad del sistema judicial del estado y a partir de ello, no colaborar en ser juzgado -en primera instancia por no presentarse al juicio por la acción de expropiación de los bancos y ante los 8 años de prisión que le piden, pero sobre todo por el tipo de juicio que se estaba planteando. Durán presentó 23 testimonios que justificaban y corroboraban el estado de necesidad, que es esa acción en la cual, para hacer un bien mayor se comete una ilegalidad y que, según reconoce el Código Penal, es un eximente de pena. El juzgado no aceptó los 23 testimonios y eso reafirma su decisión de no participar y no colaborar en su juicio.

Si algún día, por voluntad propia o no, soy juzgado, aviso que el único veredicto que aceptaré será la absolución por consideración del tribunal de que mi acción no es constitutiva de delito, a causa de su motivación ética y solidaria en contra de los actores que más daño hacen a esta sociedad y en pro del bien común. Aparte de esto, no negociaré penas menores para evitar cumplir condena, ni pagaré una fianza, ni multa, ni negociaré la deuda. Si el estado es incapaz de salir de la presión de los poderes fácticos, que todo el mundo lo vea manteniendo a una persona como yo en prisión”

El pasado 14 de marzo su acción inspiró la campaña “La desobediencia no cabe en la prisión” con el objetivo de financiar una estructura organizativa de protección para que ninguna persona que haga una acción de desobediencia civil pueda ir a la cárcel y apoyar la investigación y desarrollo de estrategias integrales para crear alternativas al actual sistema judicial y en pro de la libertad de expresión. Lo hicieron a través del COOPFUNDING, impulsado por la Cooperativa de Autofinanciamiento Social en Red (CASX, en sus siglas en catalán) y la Cooperativa Integral Catalana (CIC). En 12 días han conseguido 4625 euros y casi 100 participantes.

En el marco del llamamiento a la Revolución Integral y ante los hechos acaecidos en Chipre -que han demostrado hasta que punto la Unión Europea es capaz de imponer medidas que perjudiquen los depósitos bancarios de una parte de la población- el pasado 1 de abril empezaron la campaña “Remueve tu dinero” para animar a la ciudadanía española a cancelar sus cuentas de ahorro, fondos de inversión y fondos de pensiones y vender sus acciones y trasladar su dinero y abrir nuevos depósitos en la banca ética y cooperativa.

Tenemos el Derecho a Rebelión y el deber de transformar

En diciembre de 2011, Durán escribió una Carta invitando a la desobediencia civil masiva a través de la insumisión bancaria y el Derecho a Rebelión.

los Derechos Humanos son una cuestión de mínimos innegociables que si no se cumplen sólo se pueden defender con un derecho, el derecho a rebelión”

Durán y los integrantes de las CIC se inspiran en un supuesto derecho que es reconocido desde hace más de dos siglos por el derecho internacional, a través, por ejemplo de la “Declaración de los derechos del hombre y del ciudadano” de 1793. “Cuando el gobierno actúa en perjuicio de la mayoría y en beneficio de la pequeña minoría el gran derecho que tiene la gente es el de desobedecer y rebelarse ante esa injusticia. Dado lo que está ocurriendo desde hace años -pero especialmente estos últimos años- en relación a beneficiar al poder, beneficiar a los bancos y perjudicar a la mayoría de población, creímos que era oportuno defender la desobediencia recordando ese derecho”, comenta Enric.

Para ellos el desobedecer es una actitud vital en cuanto a todo lo que se van encontrando en su acción de ser coherentes con su forma de pensar y hablan ya desobediencia integral. Se trata, puesto que están construyendo otra sociedad y otro mundo, de no desobedecer simplemente a una ley porque quieren transformarla y mejorarla sino que desobedecen una ley u otra acción del sistema porque, según Enric, “no lo reconocemos como nuestro y por tanto, en nuestro devenir hacia otra sociedad no somos parte del sistema que nos tratan de imponer y lo desobedecemos”

Hablando con Enric llegamos a la conclusión de que actuando de cara, en colectivo y de forma organizada, aunque el enemigo sea muy grande y muy poderoso, tiene sus limitaciones “y nosotros tenemos la fuerza de la legitimidad y del apoyo de mucha gente que no siempre puede actuar pero que piensa como nosotros”, comenta Enric . Según él, el poder está habituado a la autocensura, “a que nuestro miedo nos pare y a crecerse a través de esto, pero cuando actuamos con fuerza, con desparpajo y valentía, a veces no sabe cómo responder y hecha un paso atrás porque se reconoce su falta de legitimidad para atacar nuestro buen hacer. Por eso, esta parte de autoafirmación y de actuar en base a lo que queremos más allá de determinados riesgos pues es clave”.

Pero Durán reconoce que en cada contexto, los peligros pueden ser diversos y hay que tenerlos en cuenta. “Yo ahora mismo, por ejemplo, tengo que estar escondido y no es por miedo, si no por estrategia”. Enric es ahora más útil a la estrategia de transformación de la Revolución Integral desde la libertad, aunque sea a escondidas, que no desde la cárcel.

Desde hace años, para Durán y para muchos de los integrantes del movimiento, los zapatistas y todo lo que está a su alrededor han sido y son unos referentes por su lucha de autoorganización, autoafirmación y de llevar a la práctica aquello en lo que se cree hasta las ultimas consecuencias. Para Durán, es uno de los pocos movimientos que ha llevado a la practica el “no reconocer el poder y el no centrarse en defender algo ante los de arriba y ante el estado sino en llevarlo a la practica desde al autonomía”. También con ellos hay otros referentes en América Latina como el MST (Movimiento Sin Tierra en Brasil) o los Mapuches en Chile o diversos movimientos en Bolivia con los que desean poder trabajar cada vez más cercanamente y en red. En Europa, siguen haciendo red con muchos grupos como los que construyen los espacios liberados, que se han ido extendiendo desde el movimiento de ocupación, como por ejemplo la experiencia de las ZAD (Zona A Defender) en Notre Dame des Landes (La Bretaña) han creado sus espacios liberados para evitar la construcción de un Aeropuerto y al mismo tiempo están generando otra forma de auto-organización y de vida.

Para Durán, es, como dicen los zapatistas, “el tiempo del sí”, de construir, de poner el centro de atención en afirmar el mundo que queremos y en aprender de forma colectiva a llevarlo a la practica. Durán y las Cooperativas Integrales están promoviendo este mensaje y quieren, no sólo seguir llevándolo a la práctica ellos mismos sino también comunicarlo y facilitar que se pueda extender.

Una versión más breve de este artículo fue publicada originalmente en inglés por Waging non Violence

 

Enric Duran entrevistado por Javier Gallego en Carne Cruda 2.0

El dia 4 de abril, un jueves, a las cuatro de la tarde aparece Enric en la radio. Es la primera vez que escuchamos su voz en una radio de una lengua que entendemos, después de que el 12 de febrero decidiera no presentarse al juicio. La entrevista la hace Javier Gallego (Crudo) director y voz por excelencia de Carne Cruda, aquel programa ácido sacado por Radio3, censurado en su momento por el Estado y ahora emitido en su nueva etapa por Cadena Ser.

 EnricDuranGuapo

La obertura del programa ya ha encendido los ánimos con su sátira política de la cruda realidad. Hoy, la presentación comenzó directamente con la monarquía, la infanta y el rey especialmente, y hacia el gobierno y la gestión de lo público, resumiendolo directamente como farsa democrática. El programa empezaba así:

Se abre la sesión.

Preside el juicio la ciudadania que se mobiliza, la que presiona, la que se compromete y la que pelea. No es un juicio penal pero si democrático que quiere devolverle a la justica el poder que la política le ha hurtado. Todo lo roban… Hasta la verdad. Abrimos pues la sesió presidida por un jurado popular contra las dos máximas instituciones de este país: el Gobierno y la Monarquía”

Después de señalar algunos de estos culpables y de declarar al presidente del gobierno en busca y captura, se encendían las palabras con la propuesta de la pena de guillotina: “Que les corten el cargo!”

Una buena entrada para la entrevista, de la qual relatamos a continuación algunas cuestiones relevantes.

La entrevista fue registrada vía Internet por motivos de seguridad, ya que Enric aclaró que actualmente se encuentra en busca y captura, después de haber pedido la suspensión de su juicio y de no presentarse el día 12 de febrero por encontrarlo injusto y no querer colaborar en este proceso.

Después de esto, Crudo recalcó que no es la primera vez que Enric tiene la presión de la prisión, porque ya estuvo en 2009. Por eso, le preguntó si le causaba temor volver a la prisión. La respuesta fue contundente:

Temor no es el principal sentimiento que me despierta. La cuestión es que lo considero totalmente injusto y no tiene ningún sentido. Se supone que la misión de la prisión es la reinserción social y se demostraría, si se me quisiera llevar a prisión que no tiene ningún sentido porque más “insertado” que una persona que está tratando de mejorar la sociedad y actuar para el bien común, entonces…

También, fue significativa la respuesta sobre si esta situación lo estaba apartando de la “calle”. Aunque lamenta su ausencia física en asambleas y reuniones, manifestó que en ningún caso esto le ha apartado de su actividad política, ya que ahora tiene más tiempo para pensar y planificar herramientas estratégicas.

Esta repuesta generó interés sobre lo que estaba ideando en la actualidad y Enric explicó algunas de las líneas de trabajo que ahora están emergiendo como la campaña iniciada recientmente: ReMueve tudinero para transferir los depósitos a cooperativas financieras éticas. Esta campaña durará todo el mes de abril, y promueve que los ahorros puedan dirigirse a proyectos productivos que realmente generen un bien para la sociedad. Esto solo se puede conseguir dando apoyo a entidades como Fiare, Coop57, SomEnergia, CASX, Oikocredit…

Se hizo también un recordatorio sobre la impactante acción  de expropiación hecha pública en 2008 y difundida con la publicación CRISI y el hecho de que ahora, cinco años después, la Fiscalía solicite 8 años de presión y una indemnización de 204.426 euros. La Audiéncia de Barcelona ha ordenado su ingreso a presión por eludir en diversas ocasiones a la justicia.

Sobre la indefensión en la que se encuentra, Enric explicó el detalle de que se había solicitado la petición de cambio de abogado, que fue anulada y que se convirtió en unas de las razones para no presentarse al juicio. Desde el 13 de febrero, cuando se aceptó la renuncia, hasta el jueves pasado, cuando se presentó un nuevo abogado, ha pasado un mes y medio sin defensa, cosa que invalida el proceso. Por lo tanto, el hecho de que se le ponga en busca y captura sin tener abogado es totalmente ilegal. Actualmente, se procederá a recurrir la interlocutoria de busca y captura y, en el caso de que no se acepte, se procederá a solicitar la nulidad de todo el proceso, que se ha se ha hecho sin abogado.

Posteriormente, se dialogó ampliamente sobre la justicia, y Enric también pudo explicar detalles sobre su defensa política, como por ejemplo, que la acción produjo un bien mayor que el daño causado, la cual constituye un motivo de excepción según el código penal bajo el nombre de estado de necesidad. Explicó también que el hecho de que la Audiencia no aceptara los 23 testimonios propuestos es una muestra de que se le está condenando antes de ir a juicio.

Comentó, igualmente, más detalles sobre la propuesta de la que hacía mención en el tercer comunicado, especialmente en la parte de la Carta Pública dirigida al Tribunal, donde decía:

Lo que quiero plantear al tribunal es que antes de pretender imponerme nuevas medidas se espere a que yo pueda preparar una propuesta de lo que puedo aportar como acción recíproca para toda la sociedad, de manera que sinó a toda, a la mayor parte de la ciudadania catalana le pueda parecer una buena devolución, aquella que me responsabilizaré de aportar, incluso a aquellos sectores que se sienten muy distantes de nuestros valores y manera de entender la vida.”

Avanzó que se está trabajando intensamente en esta propuesta. El sistema jurídico penitenciario actual no genera un bien para nadie, en el sentido de que genera gastos para la Administración, no comporta una reciprocidad entre las personas denunciantes y produce un mal irreparable a las persones condenadas y sobretodo a su familia y entorno. Es importante recordar que el ingreso a prisión cuesta 100 euros por día y por persona y que con eso no se están haciendo recortes. Se recorta la calidad de vida de las personas que están en la prisión, pero no se recorta el número de presos. Se está ideando una propuesta de alternativas a las medidas penales que puedan traducirse en un beneficio real para la sociedad, que las personas puedan aportar al bien común en una relación de reciprocidad si en algún momento han faltado a este bien común y que así se pueda generar un beneficio para todas las personas.

Las cuestiones planteadas están relacionadas con la mediación penal y la justicia restaurativa. Este proyecto va dirigido a todas las personas, no solo a las que están en contra del capitalismo, ya que podría beneficiar a toda la sociedad y al propio sistema. La propuesta se cristalizará con un informe detallado, de aquellos por los que el Estado paga mucho direno, que se presentará gratuitamente para demostrar que las alternativas al sistema penitenciario son posibles y viables económicamente.

Crudo le preguntó, también, sobre si proponía la desobediencia al sistema y la insumisión fiscal como herramienta. Enric reafirmó la estrategia de la desobediencia integral y también la insumisión fiscal en la declaración de la renta, campaña que está a punto de comenzar, como el año pasado con el manual de desobediencia económica y que se recoge en la iniciativa derecho de rebelión. De esta manera, se fomenta que los impuestos sean destinados a proyectos autogestionados que desde la auto-organización local están generando soluciones para resolver cuestiones públicas como la salud, la educación, la vivienda… La sociedad cada vez está más preparada y el Estado está muy atrasado en la aceptación de cambios. Aun así, Enric explicó que nuestra esperanza es que no sea el Estado quien aplique estos cambios, sinó la sociedad civil por la via directa.

Sobre la Revolución Integral, Enric explica que pretende un cambio social radical y también en el ser humano y sus valores, lo que la hace más completa, ya que otros movimientos se han centrado solo en la revolución social. En este sentido, habló del llamamiento que se inició hace relativamente poco a partir de la web integrarevolucio.net donde se hace una propuesta para confluir a nivel internacional, ya que hay muchas partes del mundo donde se están poniendo en marcha iniciativas de autogobierno desde la autogestión como la que se está creando aquí.

Sobre el RADI explicó que se trata de una estructura colectiva para proteger activistas desobedientes, como es el caso de Enric Duran y también de otras personas que en algún momento pueden ver en peligro su libertad.

A la pregunta sobre como y de que vivía, Enric recordó el apoyo económico que se está recogiendo a través de la plataforma de crowdfunding libre y autogestionada Coopfunding.

La conversación también generó un enfoque hacia el surgimiento de movimientos como el 15M, las PAH y la construcción de alternativas, con iniciativas y procesos de auto-organización vinculados al hecho asambleario y de democracia directa, como la Cooperativa Integral Catalana, proyecto que se comienza a consolidar después de tres años en funcionamiento, y que ha provocado la puesta en marcha de otras cooperativas integrales en el país.

Y como se ha dicho en la radio, si alguien quiere implicarse pueden ver a continuación muchas de las webs donde encontrar más información y correos de contacto. Y como dijo Crudo, ¡os animamos a acercaros a todo esto que se está genenerando!

enricduran.cat
radi.ms
coopfunding.net
derechoderebelion.net
remuevetudinero.net
cooperativa.cat
integrarevolucio.net

Marea desobediente para la Revolución Integral

Mar ya no tenía miedo. El temor era sutil y fugaz, sólo por la posibilidad de volver a los momentos en los que no le pertenecían sus temores. Pero siempre, cuando entraba en una cueva, se adentraba mientras se acariciaba al vientre de la Montaña, donde sabía que si quería expresarse, la escuchaban:

– Aquí estás segura, puedes explicármelo – dijo resonando una voz familiar.

mar i montanyes2

Mar no tenía tiempo que perder. Tuvo la certeza del tiempo del sí, y arrancó a comunicarse desde la voz de una realidad que no le pertenecía sólo a ella:

– Estamos rehaciendo el hogar. Te lo digo con la firmeza y la confianza de la coherencia. Nos estábamos descuidando de poner leña al fuego, y los palos no nos dejaban de caer. Muchas compañeras pensaban que las pisarían si salían del camino trazado y por ese motivo bajaban la mirada.

Ahora hemos aprendido, caminamos libres, y nos hemos comprometido a construir juntas. Continuamos por el sendero que ya pocas dignamente caminaban: hacia la liberación y la reconstrucción de las condiciones de nuestra existencia como sujeto colectivo. Lo llamamos Revolución Integral, y sabemos que te gustará.

La voz de la Montaña pronunció un largo silencio al tiempo que hacía memoria de todas las veces en que a lo largo la historia había visto florecer procesos revolucionarios. Recordó las revoluciones manipuladas, las que no cambiaron nada; las que no eran revoluciones. Pero, también, recordaba las florecillas rebeldes, las más dignas, las más puras; aquellas que nunca han dejado de resistir y batallar por la descolonización. Las originarias que conservan en la sabiduría de sus pueblos la receta del vivir bien, no del bienestar individual, sino del convivir con abundancia de lo que es fundamental, en el fluir de los sentimientos y de la vida alegre.

Lo comprendió de repente: la semilla de esta Revolución germinará reforzada por las capacidades de aquellas que le dan el agua y la luz; la capacidad de vincularse con el entorno y recuperar los saberes ancestrales.

Ella, la Montaña, se comprometió a aportar la Tierra donde hacer crecer la Revolución Integral.

– Una nueva revolución, ¡Qué emocionante! ¿Y qué más necesitáis? – Respondió animada la voz de la Montaña.

– Lo que de verdad necesitamos lo tenemos claro. También lo que no. No necesitamos todo aquello que desde la manipulación mediática nos han dicho que tenemos que desear. No necesitamos que ningún Estado nos diga cuáles son las prioridades, porque no lo serán si no vienen de nuestros consensos.

Necesitamos únicamente dar más pasos firmes para autogestionar en colectivo lo que nos permita abastecernos de lo que de verdad hace falta: saludes, educaciones, energías, hogares …, justícias. 

Por fín – respondió la voz de la  Montaña aliviada-, ya dudaba de si seríais suficientemente valientes para dar este paso. Pero, esto que estáis haciendo es complejo. Os hará falta gente con experiencia y estudios, también hace falta dinero, porque aún vuestro mundo funciona con esos papelitos perversos… ¿Tenéis autorizaciones, permisos y subvenciones? ¿Quien os ayudará?

– Nosotras mismas. Esta vez es diferente. Precisamente queríamos hablarte de esto: no pediremos permiso para ser libres. No hay autoridad legítima más allá de la propia conciencia. Cuando prescinden de nuestras maneras, sólo nos queda desobedecer.

En este punto nos mantendremos firmes, ya nunca acataremos lo que nos limita en la construcción del mundo nuevo que llevamos dentro: una nueva sociedad donde todas tenemos voz y oportunidad de acción; también tú. Te lo explicamos para que hagas radiar el apoyo a la Desobediencia Integral.

Hubiera preferido poder ver los ojos de la Montaña para explicarle esta parte, pero Mar se dio cuenta que era lo mismo que mirarse a sí misma y vivir, a través de sus propios ojos, los acuerdos que habían tomado. Más concisa y calmada, continuó:

– Rompemos de raíz el contrato social con los estados y el mundo financiero. Creamos un nuevo contrato social basado en la proximidad, el apoyo mutuo y la confianza entre cada una de nosotras y las comunidades a las que nos sentimos vinculadas. Este es el gran plan: no hay gran plan. Esto no va de teorizar e imponer, tampoco hay que salir a la calle hasta agotarnos. Podemos ir más allá, podemos desobedecer cualquier autoridad ajena. Podemos transformar nuestras relaciones humanas y dejar de aceptar discriminaciones y enjuiciamientos.

– Me llegan hasta el fondo tus palabras sinceras mientras vuelven una y otra vez por el eco de esta cueva. Sólo me preocupa una parte, no penséis que desconfío de vuestras intenciones, pero temo que vuelva a no haber justicia. Llevo toda la Vida observándoos atenta, y en todos los calendarios y geografías, os habéis sometido al yugo por no ser capaces vosotras mismas de equilibrar las balanzas. Además, no os dejarán en paz, querrán atacaros, encarcelaros …

La voz empezaba a temblar, un nudo ahogaba estas palabras y empezó a preocuparse, como se preocupa cualquier madre … Al mismo tiempo, era consecuente, sabía que Mar era una mujer libre, de las que conservan vivo el espíritu de justa rebelión que la educación paternalista no ha podido obstruir, culpabilizar y sancionar.

La Montaña rompió la objetividad con la que habitualmente hablaba y se posicionó claramente en contra de la falsa democracia que institucionaliza la injusticia, es un tema que le toca de cerca, ya que cada día ve como son perseguidas aquellas que la defienden y la cuidan.

– Las leyes no son más que papel mojado que contradice con impunidad a quienes las dictan y ejecutan. EL Estado paternalista se plantea mejoraos la vida y no hace más que enturbiárosla con un asistencialismo caduco a la par que ineficiente; mantenéis a los que dicen deber al pueblo su existencia y en realidad le atentan en contra. ¿Cómo lo habéis permitido durante tanto tiempo?

La mal llamada justícia es uno de los poderes opresores corruptos, que se encubren mutuamente para obedecer a la destrucción y mostrar un espejusmo de independencia y equidad que ya no hay quién se crea Los que están en el poder, ya sea político, financiero o judicial, no son juzgados. En cambio se acosa a quienes denuncian públicamente las injusticias y se trata de cortar las alas y penalizar a las activistas sociales que tratan de reequilibrar las injusticias.

– Como tú, lo sufrimos de primera mano, por eso mismo no les damos legitimidad para juzgarnos. Por eso mismo desobedecemos sus leyes y tiramos adelante con propuestas que no necesitan el beneplácito de los estamentos oficiales: propuestas de acciones directas del pueblo y para el pueblo.

Con una mirada más profunda y un tono de voz más vivo, Mar añadió:

– Todo esto que te digo tiene un objetivo que va mucho más allá de cubrir las carencias de los estados … Queremos una nueva construcción social del derecho y los acuerdos de convivencia que vivencialmente surjan de nosotras. Al contrario de lo que ocurre en las actuales democracias capitalistas, donde las normas son fruto de la burda reforma de épocas anteriores más oscuras.

No iremos al ritmo de ese paso lento y manipulado, no se trata de pedir cambios insustanciales, se trata de la coherencia de resolver los conflictos a nuestra manera, desde la democracia de las asambleas horizontales entre personas que se miran, se tocan y se huelen.
Las personas afectadas participan en la resolución de los conflictos y vamos generando el consenso, hasta llegar a un acuerdo que todas las partes aprueben.

El sistema de justicia que planteamos se basa en que los colectivos humanos nos acogemos y participamos activamente de la continua definición de nuestros derechos y deberes, afines a los principios y recursos que nos unen.

– ¿Cuántas sois ya? Veo el crecimiento cualitativo que estáis haciendo, pero no el cuantitativo. Sabes que nunca he dudado de que unas pocas personas pueden cambiar el mundo y por ello os doy todo mi apoyo. Espero que muchas más estén a vuestro lado y se sumen, desde sus luchas y a su manera.

– Hasta ahora éramos pocas, pero encontramos en todas partes rebeldes que, si es necesario, no obedecerán las leyes; más cuando conocen los intereses de control que las promueven y desconfían de las intenciones de los que las dictan; más cuando son personas que se sienten capaces de crear y convivir.

En este sentido, remarcamos como una dimensión importante de la Revolución Integral, los radios de apoyo y protección para aquellas que sientan que deben desobedecer para llevar a la práctica su voluntad profunda de emancipación.

Las palabras acompañaron a Mar por el canal de salida de la cueva

Declarada ya en alegre y constructiva rebeldía, no se escondería nunca y dejaría volar al mundo miles de llamadas como esta:

cridacast

 

La cueva se contrajo, el ojo de luz se dilató, y Mar volvió al mundo.

A todas las mujeres que han parido la Marea de la Revolución

Firman: Mujeres Comprometidas, Resistentes, Enredadas, Austeras, Revoucionarias, Activistas, Desobedientes, Integrales, Creadoras, Activas, Libres, Soñadoras


8 de marzo de 2013

Condena a la banca

«Y si algún día, por voluntad mía o no, soy juzgado, aviso que el único veredicto que aceptaré será la absolución por consideración del tribunal que mi acción no es constitutiva de delito, debido a su motivación ética y solidaria en contra de los actores que más daño hacen a esta sociedad y en pro del bien común. Fuera de esto, no negociaré penas menores para evitar cumplir condena, ni pagaré una fianza, ni multa, ni negociaré la deuda. Si el estado es incapaz de salir de la presión de los poderes fácticos, que todo el mundo lo vea manteniendo a una persona como yo en prisión. »

deudaPEQ
Más allá que en este caso sea la banca quien nos quiere condenar, nosotros consideramos que debería ser la banca la condenada.
Para que haya estafa es necesario que haya apropiación indebida. La apropiación indebida es un delito contra el patrimonio y la propiedad consistente en el apoderamiento de bienes ajenos con intención de lucrarse, cuando dichos bienes se encuentren legalmente en su posesión a través de otros títulos de posesión como puede ser, por ejemplo, un crédito.

Y en este caso no es Enric quien se ha apropiado de bienes ajenos. Enric solicitó créditos que el banco le otorgó mediante el sistema de reserva fraccionaria, que es el sistema que permite a los bancos crear dinero como deuda. Este sistema es el responsable de la burbuja crediticia. Actualmente, los bancos privados dejan dinero que no poseen, ya que no están respaldados por ningún activo concreto, sino que a través de potentes instrumentos de ingeniería financiera permiten la creación de dinero como deuda, creada a partir del dinero de las cuentas en depósito de sus clientes.

Por este motivo quién se está continuamente lucrando con bienes ajenos es la banca que especula con el dinero que sus clientes les dejan en depósito. Esto es apropiación indebida, porque no se puede especular con algo que no es de tu propiedad, sino que sólo está en tu custodia, por ejemplo, si el propietario de un parking se dedicara a alquilar nuestros coches mientras los tenemos en la su custodia, esto sería un delito de apropiación indebida. Pero, cuando lo hace el banco no es así, la impunidad se compra.

Quien “roba” a un ladrón para colectivizar su bienes, ¿qué es? Y si este ladrón ha llevado a la miseria a millones de personas, entonces volvemos a preguntar, quién los ha expropiado y ha denunciado para avisar a todos, qué es?

Por otro lado, para que haya estafa, que es de lo que acusan a Enric, es fundamental que haya lucro. Enric no sólo ha hecho la acción para visibilizar lo que hacen estos ladrones financieros, que son los bancos, sino que sobre todo, como se hizo público y se puede comprobar con toda la red de cooperativas integrales que han surgido después de aquella primera acción, Enric no se lucró con el dinero de los créditos, sino que los recuperó de la banca para ponerlos de nuevo al servicio de los ciudadanos con diferentes iniciativas que ofrece la CIC, como cooperativas de vivienda social , centros de autogestión primaria en salud, educación libre, todos ellos derechos básicos que actualmente el Estado nos está robando. Y eso no es lucrarse.

Lucrarse es lo que hacen los bancos cuando llevan a cabo más de 400.000 ejecuciones hipotecarias y condenan miles de familias en la pobreza absoluta, cuando no al suicidio, y las obligan a continuar pagando una deuda que ya se han cobrado con el inmueble, por lo que cobran dos veces el mismo crédito-y recordemos que es un crédito que no han financiado con su capital, sino con los depósitos de las cuentas a la vista de todos nosotros. Esto sí que es lucrarse y es apropiación indebida! Y estafa es que la justicia obligue a los ciudadanos desahuciados a pagar cuotas mensuales para malvivir desamparados en nuestras calles.

Estafa también es que nos digan que la deuda pública asciende a 1,8 billones de euros cuando el billón corresponde a la deuda privada (bancos y gran corporaciones) que con la complicidad del Estado nos la han colado como deuda pública de todos los ciudadanos.

Estafa es que endeudado los ciudadanos con 100.000 millones de euros para destinarlos a los bancos españoles para que paguen sus deudas con los bancos alemanes y franceses, cuando una parte cada vez mayor de la población supera el umbral de pobreza. Esto es estafa y es apropiación indebida por parte de las entidades financieras.

Estafa es que los bancos para simular solvencia hayan colocado cantidades industriales de participaciones preferentes en la población y se hayan negado a devolver los ahorros a sus clientes una vez vencidos los plazos.

Es estafa que los responsables de este robo realizado con violencia institucional, que llaman crisis, sean recompensados ​​con indemnizaciones estratosféricas, y apropiación indebida es que estas indemnizaciones a los culpables sean pagadas con nuestro dinero, con el dinero que pagamos con los impuestos, con el dinero público con los que los bancos han sido intervenidos.

Estafa es que a Emilio Botín se le otorgara tratamiento de vip considerando su olvido a declarar sus impuestos como un error y no como un delito, y que no se le haya exigido devolver a España los 2.000 millones de euros evadidos ilegalmente en Suiza.

Estafa es que con nuestro dinero del estado avale 90000000000. euros del banco malo para comprar todos los activos tóxicos de los bancos privados, cuando aquí lo que necesitamos son políticas de vivienda social.

Estafa es que los bancos inviertan el dinero público que el Estado les prestó al 1% de interés con el objetivo de reactivar el crédito y con ese dinero compren deuda pública, que el Estado les deberá pagar a un 5 o 6% de intereses, con lo que están especulando y robándonos dinero de forma inadmisible.

Todo esto es apropiación indebida, una estafa y una falta de respeto a todos los ciudadanos.

Es del todo ilegítimo que nos cuelguen en la espalda un extraordinario deuda que no nos corresponde y que se nos exige con recortes presupuestarios que han condenado a los ciudadanos al empobrecimiento, a la pauperización de sus condiciones de vida, al desmantelamiento de los servicios públicos, a la inestabilidad familiar, a la pérdida de futuro, al consumo de fármacos y la decadencia democrática, mientras se regalan miles de millones de euros a los bancos, se silencia la compra de material militar por otros miles de millones , se permite a las eléctricas que nos estafen con el déficit tarifa, etc.

LOS DERECHOS HUMANOS SON UNA CUESTIÓN DE MÍNIMOS innegociable QUE SI NO SE CUMPLEN SOLO SE PUEDEN DEFENDER CON UN DERECHO, EL DERECHO DE REBELIÓN.